Adios a la TecnoBruja

En estos días libres aproveché para ir al mar. Y relajarme. Y pensar. Me mojé y ahora me derrito.

4903888_2_l

Tengo que decirle adiós a la tecnobruja.

Publiqué mi primer entrada el 3 de septiembre 2014, hace poco más de un año.

En este año me ha tocado salir de varios espacios, entrar a otras muchas incitativas; y luchar por mantener vivos mis proyectos personales. Me retiro de este espacio (y de otros, en los próximos días): porque hay otros espacios que quiero priorizar en mi vida.

Este blog me ha traído muchas satisfacciones…Muchos enojos también, no los voy a obviar. Pero más cosas buenas, que malas.

El anonimato me ayudó a encontrar en mí varias voces. En este espacio me he expuesto de maneras que no acostumbro hacer, ni siquiera con mis amigas cercanas. He expresado mis ideas y propuestas a un nivel más amplio. He aprendido a lidiar con comentarios que no quiero leer. Y en la comunidad del PI he conocido (virtualmente) a muchas personas que me inspiran, a quienes admiro por su dedicación y con quienes comparto muchas ideas. Pero todos los ciclos llegan a su final.

Gracias por leerme, por comentarme y compartirme.

Nos vemos por ahí….

¿WIKIPEDIA?

Levante la mano quien ha usado un artículo de Wikipedia como primer recurso para empezar a escribir un ensayo. La mayoría lo hemos hecho, no lo nieguen.

Cuando Henry Cavill fue a Comic Con en el 2011, cuando recién fue anunciado como Superman, tuvo el siguiente intercambio con un periodista sobre su papel en Inmortales:

P: Estás interpretando a un semidios, ¿cual ha sido tu preparación?

HC: Teseo no es un semidios

P: Es lo que dice Wikipedia

HC: Yeah… (sorprendido) ¿WIKIPEDIA? ¿Estás usando Wikipedia como fuente de información? Tsk, tsk, tsk, tsk.

henryWiki

¿Por qué me importa Henry Cavill? Porque fue uno de mis crush de juventud, mucho antes de su casting como Superman; yo lo veía todos los domingos por la noche en The Tudors , cabalgando y siendo un lord inglés INTENSO. Pero ese no es el punto que quiero hacer, lo que quiero resaltar es que (ya no forma parte de mi imaginario de adulta) está equivocado. Primero porque Teseo SI es un semidios, por lo menos en algunas versiones de su historia en las cuales es hijo de Poseidón. Y segundo porque Wikipedia es una fuente valida de información.

No hay nada malo con tener Wikipedia como referencia. No hay por qué avergonzarse.

Wikipedia es una enciclopedia; pero no es como esos 12 tomos de 200 páginas que tenía mi abuelito en su librero. Es una enciclopedia que se extiende constantemente, que responde a las necesidades de una red global de personas voluntarias.

El sistema educativo, que se aferrra a las antiguas prácticas de construcción de conocimiento, ha demonizado el trabajo colaborativo. Se asume que Wikipedia no es confiable porque cualquier persona puede editar y agregar sus aportes: cuando esa es una de sus características más positivas.

Todo artículo de Wikipedia DEBE tener referencias, no soy yo de loca escribiendo sobre mi misma. Soy yo haciendo una investigación sobe un tema o sobre la biografía de una persona: recopilando datos, revisando libros y artículos, redactando el artículo; para luego compartirlo con otras personas que puedan estar interesadas. Pero no sólo soy yo: son dos, tres o más personas que asumen diversos roles de edición y corrección de contenidos, que vigilan que los estándares de calidad, la redacción, las referencias. Y también son las comunidades organizadas por temas, países o categorías: que también revisan lo que se publica.

Es una enciclopedia. Y por lo menos, para mí, es mucho más valiosa al descansar en el trabajo de miles y miles de personas voluntarias. Wikipedia somos vos y yo: escribiendo, publicando, editando, traduciendo, pero también denunciando cuando encontramos locuritas disfrazadas de conocimiento.

Así que les pido que 1) No se avergüencen de tener a Wikipedia como fuente y 2) ¿Se animan a unirse a la aventura de ser wikipedistas?

Por acá les dejo lo más básico que deben saber sobre Wikipedia: sus cinco pilares

Hay una cámara en mi sopa

Mi Madre me lleva al banco. Pasamos cuarenta minutos haciendo fila y aprovecho para fijarme en las cámaras de seguridad. Hay una en cada ventanilla y tres de las redondas a lo largo del pasillo. Le digo a mi Madre que si me paro en la esquina a nuestra derecha: las cámaras no me graban.

“Niña, van a pensar que somos ladronas y que te traigo para que te fijes en eso” – me contesta.

Tengo diez años.

Voy con una amiga a una paca. Ando buscando una blusa de jeans; pero en la búsqueda terminó con una canasta llena de vestidos y blusas, que me gustan aunque no estén en mi presupuesto. Sigo dando vueltas entre los percheros, cuando veo una carita feliz con el rotulo:

SONRIE, TE ESTAMOS GRABANDO.

No, no voy a sonreír.

Primera vez que me subo a un bus en Berlín. Estoy a punto de llegar a mi parada, me muevo a la parte de atrás y veo un rótulo amarillo, con un ojo. Me están grabando. Veo a todos lados dentro del bus y no hay cámaras. Pienso que es raro.

O tal vez hay una tecnología ultra desarrollada, micro cámaras para evitar que la juventud manche los buses con grafiti.

Parece que realmente no importa sí hay cámaras o no: la advertencia es suficiente.

“A una altura de ocho metros están siendo colocadas las primeras cámaras que tendrán los semáforos inteligentes, dispositivos que prometen aliviar el tráfico de Managua, el cual incrementa con más rapidez que las vías de la ciudad.” – La Prensa, 12 Junio 2015

No sé manejar, ni tengo carro.

Se metieron a robar a la tienda de una conocida.

Tienen cámaras en la caja: pero las desconectan en la noche para no gastar luz.

¿Una cámara me hace sentir más segura?

¿Una cámara me hace sentir vulnerable?

¿Qué estás mirando? - Bansky
¿Qué estás mirando? – Bansky

 

 

¿Qué escribo?

Puchica, no he escrito en casi un mes… ¿Qué escribo? ¿Qué escribo? Bueno, voy a escribir cualquier cosa, total nadie me lee… Pero si me leen y si me leen van a saber que estoy hablando puras mierdas. Ni siquiera tengo un estilo propio… Parece que una persona diferente escribe cada entrada, tal vez ese es mi estilo. Pero si ese es mi estilo, es un estilo bastante blah… Puchica, ¿qué escribo?

Mantener un blog es trabajo. No les voy a mentir. Por lo menos lo es para mí. No puedo simplemente sentarme frente a la computadora y empezar a escribir. Nunca pude mantener un diario. Hasta la fecha no logro llenar todos los meses de una agenda, siempre dejo de escribir en marzo.

Pero bueno, aquí voy a dejar unos consejos para mí misma sobre cómo mantener un blog y espero que a alguien le sirvan:

  1. Escribir es un ejercicio. Si no lo practicamos: se nos olvida.

¿Les ha pasado que a veces están en una racha y empiezan a escribir hasta cansarse? Eso me está pasando en este momento: temprano empecé a contestar las preguntas de un cuestionario, luego hice una síntesis, luego le conté un  chisme a una amiga vía Facebook y ahorita estoy haciendo esta entrada.

Hay días, semanas, meses en los que me la paso haciendo informes técnicos, monitoreos, leyendo estadísticas: no hago nada mío, nada personal. Todo el día de hoy ha sido mío: para escribir lo que quiero. Lo aprovecho.

Escribo, aunque sea esta entrada sin sentido.

witchkeyboard (800x533)

  1. Tener un tema

Obviamente el mío es tecnología, aunque a veces me desvío un poco.  Siento que es más fácil de esta manera. Desde un inicio definí el tipo de contenido que quería tener en este espacio. Me gusta tener una identidad para escribir: desdoblarme. Siento que el proceso creativo es más limpio y ordenado si decidís tener un blog de periodismo ciudadano, diario personal, autoayuda, maternidad, ficciones, poesía: una temática definida.

  1. Escribir para mí misma, pero también para lxs demás

Sé que hay gente leyéndome, a varias las conozco y sé que hay muchxs haters por aquí. Pero al final del día esto es para mí y si genera alguna reflexión me encanta. Pero sí sólo lo lee quienes administran el PI, también me deja satisfecha.

No puedo negar me alegra enormemente cuando hacen comentarios a mis entradas: aunque sea una carita feliz, me motiva. Pero no me pongo a pensar en que este post tiene que tener 100 visitas en una semana.  Paradoja de escribir, supongo.

  1. Aunque sea una entrada al mes

No sabía que escribir, y me puse a escribir lo que estaba pensando. Quiero mantener este espacio vivo. He hecho un compromiso conmigo misma de escribir aunque sea una vez al mes. ¿Lo lograré? Ahí verán como me va.

Bueno, ¿qué están esperando para abrir un blog?

Limpieza de año nuevo

Esto es totalmente hipotético, no me pasó a mí. Absolutamente. Ninguna de estas experiencias es personal. Le pasaron a la amiga de la prima de la hermana de la compañera de trabajo de una amiga, con quien no he hablado en años.  Cross my heart and hope to die.

wickedwitch2

  • Perfil institucional que se rehúsa a migrar a una página: Eliminar de mis amigos.
  • La persona que conociste brevemente durante una actividad hace cinco meses, quien te envió una solicitud de amistad al día siguiente muy a las ocho de la mañana; que aceptaste porque pensaste que podrías trabajar en el futuro, pero con quien no has interactuado ni una vez: Eliminar de mis amistades.
  • La persona que te gustaba en secundaria, que cuando invitaste a salir te dejo plantada y cuando te encontró en las redes sociales, te envió solicitud de amistad; pero que cuando se encuentran cara a cara en la calle, no te saluda y se hace que no te vio: Eliminar de mis amistades.
  • La tía que sólo publica imágenes de mariposas y flores con citas bíblicas, que comenta cada una de tus publicaciones y que se infarta cada vez que publicas algo remotamente feminista y le comenta a tu mamá para revise tu perfil: Eliminar de mis amistades.
  • El troll que es amigo de una amiga, ya sabes; el maje que no te comenta directamente pero está pendiente de las conversaciones públicas entre vos y tu amiga para meter la cuchara: Eliminar de mis amistades… Y recomendarle a tu amiga que también lo elimine.
  • La persona que conociste en aquella fiesta, que te cayó súper bien y platicaron un montón, y todo parecía súper prometedor… Hasta que apareció su pareja y te empezó a usar para darle celos, entonces no intercambiaron números, pero luego te envía una solicitud y empiezan a chatear, e insinúa que está single; para empezar a publicar, una semana después, que ama locamente a su pareja y que adoptaron una mascota: Eliminar de mis amistades.
  • La persona más ridícula: no te la tragas. De quien, por mantener las apariencias aceptaste la solicitud, aunque luego hayas colocado en una lista donde no pueda ver todas tus publicaciones porque no queres lidiar con sus comentarios: Eliminar de mis amistades.
  • La compañera de colegio que se casó de velo y corona, quien por supuesto no te invitó porque sos “una descarriada” y ahora tiene seis hijos e hijas + el perro, y te lo recuerda constantemente con álbumes de fotos: Eliminar de mis amistades.

123 amigos, todavía son demasiados, pero Facebook ya cambió la parte superior del layout para decirme que es tiempo de: buscar amistades.

 

Resumen anual

Este post no es sobre tecnología, antes de cerrar el año quiero hacer un recuento de algunas enseñanzas que me deja el 2014; es indudablemente personal. Siempre estoy diciendo “Lo personal es político”, así que siento que es mi turno de compartir. Y seguro me voy a poner depresiva y dark: por favor, no me tengan lastima.

No era mi intención hacer una de esas interminables listas, pero esto es lo que salió:

1.- Todo mundo la caga.

Un niño de seis años, una señora de ochenta años. Vos, tu amiga, la persona que te inspira, tus familiares, tu pareja, YO. Todxs la cagamos, queramos o no. Aunque debo decir que hay gente que la caga más que otrxs.

No es fácil aceptar cuando una persona cercana la caga. No es fácil aceptar que nosotrxs mismxs la cagamos. Pero lo hacemos. Cada quien hace con su cagada lo quiere. Yo he aprendido a aceptar las mías y sí hubo afectaciones, me trago mi orgullo y me disculpo.

2.- Edad no es igual a sabiduría

Por muchos años me costó muchísimo reconocer a las personas mayores a mí, como pares.  Educada para respetar, para hablar de Usted y nunca vocear a una persona mayor: las consideraba fuentes de conocimiento y sabiduría, con más experiencia. La verdad es que la experiencia es relativa, la verdad es que nunca en la vida dejamos de aprender.

Soy una adulta, desde hace mucho tiempo: desde antes de haberlo reconocido por mí misma. La madurez llegó sin darme cuenta y de repente tengo que crear una hoja de Excel cada mes para tener en orden mis ingresos, deudas, pagos… De repente estoy comprando cortinas para mi baño, velas aromáticas y detergente.

Yo, como adulta, no tengo todas las respuestas. Las personas adultas a mí alrededor tampoco las tienen.

famous-last-words--20110808023122509-000

3.- Está bien ser una perra maldita

Mi abuelita siempre me decía que pensará primero en mí, luego en mí y por último en mí. Son de esas cosas que no entendes hasta que creces. No siempre podes ir por la vida cayéndole bien a todo mundo, quedando bien con todo mundo, diciendo las cosas adecuadas, a la gente adecuada, en el momento adecuado.

A veces, resulta que, no tengo tiempo para lidiar con el drama de terceras personas. A veces, resulta que, simplemente no quiero nada de nadie ni con nadie. A veces, tal vez no es mi intención ser una perra maldita y termino siéndolo. A veces quiero ser una perra maldita y termino siendo la incomprendida. A veces simplemente no quiero que la persona con la que estoy discutiendo tenga la última palabra.

4.- Si no estás, el mundo no se cae

Cuando una asume responsabilidades, le parece que las mismas son para siempre y que sí fallas en determinado momento, no habrá nadie ahí para asumir. Mucho tiempo, demasiado tiempo, pasé negándome a salir, negándome a viajar: pensando que sí yo estaba presente, podía hacer algo.

La verdad es que cuando te vas, cuando salís, cuando viajas: nada pasa. Descansas un rato y luego volves: lo que dejaste continua ahí, esperándote. Ni hay una catástrofe porque no estabas presente, ni desaparece todo cuando te vas.

5.- Los rituales de la muerte son para lxs vivxs

Velas, entierros, funerales, cremación, triduos, nueve días… ¿Por qué vamos a una vela? El performance es para quienes están vivxs. De alguna manera es importante para nosotrxs saber que la persona que acaba de morir tenía una vida propia y que de una u otra manera, tuvieron un impacto en la vida de personas fuera de la propia familia.

Asisto y cumplo mis obligaciones dentro de los rituales de la muerte. Pero por sobre todo trato de no humillar o dañar la integridad de las personas a mí alrededor: apreciarlas mientras están vivas.

5.- Aceptar los rechazos y re direccionar los planes

Veinte currículos enviados: veinte rechazos, sigo en el mismo trabajo. Tres aplicaciones para estudiar en el extranjero: tres rechazos, sigo en Nicaragua. Ni siquiera voy a mencionar el número de rechazos afectivos de este año: ya se imaginan de que va. Todos los rechazos duelen; y superarlos no es fácil. Pero la solución no es abandonar nuestros planes, tal vez la solución es cambiar un poco el rumbo. Sobre esto no estoy tan clara, estoy casi segura que tendré por lo menos un rechazo más antes que acabe el año.

————

Y bueno, eso es todo lo que se me ocurre por el momento. Tal vez escriba una entrada tecnológica antes que termine el año; tal vez no. Tal vez el año tenga otra lección para mí en estos últimos quince días. ¿Tiene algún sentido lo que acabo de escribir?

Sexteo

Yo sexteo

Vos sexteas

El sextea

Ella sextea

Nosotros sexteamos

Parece una aseveración bastante a la liguera; pero seamos sinceros: todxs sexteamos o hemos sexteado alguna vez en nuestras vidas.

Aclaración:

Sextear no es enviar una imagen de tu pene sin el consentimiento de la persona que la recibe.

Sextear no es pedir fotos sin ropa en medio de una conversación sobre la economía nacional.

Sextear es el intercambio de mensajes con contenido sexual, sí y sólo si las personas involucrada así lo consienten.

Son las dos de la mañana, después de trabajar diez horas: no pueden dormir. Llegaron a sus casas, se hicieron una Maruchan, revisaron su Facebook, vieron una película… No pueden dormir. Ya en sus camas, hacen el esfuerzo por cerrar los ojos y cuando eso falla: toman sus celulares y empiezan a revisar, de nuevo, sus redes sociales para ver quien más está conectado. Y de pronto, ahí está: esa persona.

Del “¿Qué haces?”, se pasa al “¿Estás sola? ¿En tu cama?” y ya saben lo que pasa después, esto no es un relato caliente.

sext

¿Por qué cuando se habla de sexteo o de cualquiero expresión de nuestra sexualidad a través de la tecnología, hay tanta negatividad? ¿Por qué cuando nos hablan del sexteo siempre nos meten en miedo?

No, la respuesta no es: Paranoia.

Lo que pasa es que el patriarcado es realmente mutante y toma formas diversas según la situación. Lo que pasa es que hay hijos del patriarcado que luego de sextear, reenvían las conversaciones a sus amigotes/hijos del patriarcado. Lo que pasa es que cuando hay fotos de por medio: dichas fotos terminan siendo compartidas sin el consentimiento de la persona en la foto, en textos, correos electrónicos, foros e incluso en las redes sociales.

Pero no creo que la solución sea dejar de sextear. Aunque lo ideal sería que los hijos del patriarcado dejaran de pensarse dueños de los cuerpos de las mujeres, con derecho a compartir conversaciones privadas sin nuestro permiso: para eso, lastimosamente, tendríamos que hacer un lavado de cerebros masivo.

¿Qué podemos hacer? El consejo más práctico que les puedo dar es que si vas enviar fotos: elegí culo o cara. Este tip es cortesía de June Fernández.  Y es básicamente eso: no te mates tomándote una selfie cuerpo completo frente a un espejo. Si no estás segura: sólo manda la foto de partes de tu cuerpo.

No les voy a decir que sólo sexteen con sus parejas o personas de confianza, porque una nunca realmente conoce a las otras personas. Además que pensar que la sexualidad sólo se puede compartir con una persona a la vez, es increíblemente hipócrita.

Sextear es normal. Sextear no es sucio. Sextear es una “nueva” (no realmente) forma de expresar nuestra sexualidad.

Por cierto, esta semana se estrena “La Pantalla Desnuda”, una película nacional que habla sobre la publicación de la imagen de las mujeres ejerciendo su sexualidad, sin su consentimiento. No la he visto, así que no sé si el discurso narrativo tiene mi mismo enfoque; pero igual, ¿nos vemos en el cine?

NAVEGAR

No tengo reales, pero tengo Internet: lo cual es una contradicción bastante grande ya que todos los meses tengo una factura, con un gran logo rojo por una cantidad mayor a mi recibo de agua potable, en la bandeja de entrada de mi correo electrónico. Y todos los meses la pago.

¿Por qué?

Este podría ser un post en el que analizo por qué la tarifa de conexión a Internet es una de las más altas de la región, o por qué realmente no existe una “competencia” entre las compañías que proveen el servicio. Pero no lo voy a hacer.

Bueno, ya saben que soy una Reina Pirata y esa es una GRAN razón.  Pero la principal es que me encanta NAVEGAR.

http://gadling.com/wp-content/uploads/2012/06/800px-osebergship-img9129.jpg

Cuando el mes empieza a morir, después del 25, ya no tengo reales: y todavía me quedan diez días para que me paguen. No voy a decirles que no salgo; pero si, me encanta quedarme en mi casa, comiendo cualquier cosa que encontré en la refri, con una camiseta dos tallas más grande y mi laptop quemándome las piernas: navegando.

A veces navego con sentido.

El mes pasado hubo un “gran” evento al que mucha gente quería ir para escuchar las exposiciones; pero resulta que el costo de la entrada era bastante alto, en dólares alto. Entonces no fui. Pero quienes lo organizaron tuvieron la gentileza de transmitirlo en vivo: y aunque en momentos se me congelaba la pantalla, pude escuchar ideas e iniciativas nacionales.

Busco iniciativas internacionales, en su mayoría feminista: para poder fangirlear sobre su trabajo y luego compartirlo con mis cómplices.

A veces navego sin sentido.

Empiezo revisando mi Facebook o Twitter, luego empiezo a abrir los links que comparten mis amistades: artículos, videos, música… Cualquier cosa que me llame la atención.

A veces nuestras mentes hacen asociaciones raras: estoy leyendo el anuncio de Marvel y recuerdo que hoy es miércoles, porque dan Agents of SHIELD y que mañana hay un nuevo capítulo de How to Get Away with Murder y como el actor principal fue Dean Thomas, termino leyendo fanfiction de Harry Potter. Y lo disfruto y no me avergüenza.

¿Qué hacen ustedes cuando navegan?

Contraseñas II

¿Por qué nos cuesta tanto esto de las contraseñas? Porque a pesar de todos los “cuentos de la cripta” que escuchamos sobre identidades robadas, cuentas hackeadas e invasión de spam: todavía no percibimos la privacidad como un derecho.

Ya sé, ya sé: ya escribí sobre las contraseñas. Ya aburro con el tema: pero siempre me encuentro a mí misma luchando con mi cerebro cuando me toca hacer cambio de contraseña. Así que por aquí unos consejos generales:

  1. Crea contraseñas que tengan más de 10 dígitos

No se valen nombres de mascotas. Sí como yo, estudiaste en un colegio con influencia religiosa: Nabucodonosor es bastante predecible. No usen: números de cédula, nombres de parientes, fechas de cumpleaños. Diez dígitos es bastante; pero para eso pueden usar el siguiente truco: deconstruir frases.

  1. Deconstruir frases

Piensen en una frase: de una canción, de un libro, un dicho, o incluso un chiste de pepito. Voy a ser pretenciosa aquí y voy a usar: “Ser o no ser, he ahí el dilema”.

Lo primero sería juntar todas las letras: seronoserheahieldilema

Ahora viene la deconstrucción, una opción sería reemplazar las vocales por números. Lo más común es hacer las siguientes equivalencias: e= 3, i=1, o= 0. No estoy segura de cuáles serían los números equivalentes para a y u. En este caso, voy a usar a=4.

En fin, nos quedaría algo como esto: s3r0n0s3rh34h13ld1l3mm4.

Pero cada quien puede hacer las equivalencias que quiera, por ejemplo, podría usar e=8.

Ahora, voy a incorporar signos: de puntuación, numerales, porcentajes. Para que no se me olvide, voy a hacer equivalencias, como hice con las vocales: claro que para este caso, no voy a hacer equivalencias de todas las consonantes. Voy a usar: s=%, h=& y m=!

Y mi contraseña sería: %3r0n0%3r&34&13ld1l3!!4

¿Fácil?

candados-amor

  1. No anotes tu contraseña en un papel o archivo de texto con el título: CONTRASEÑA

Ok. Ya tenemos nuestra contraseña, ahora sólo tenemos que recordarla. Sí hicimos las equivalencias, no debería ser TAN difícil recordar la contraseña. Pero ya sabemos que todas tenemos malos hábitos y confieso que en más de una ocasión he hecho un archivo .txt para recordar una contraseña en particular. Lo que creo que es inaceptable es andar las contraseñas anotadas en la última hoja de un cuaderno, en la agenda o en una hoja suelta, que vaga libremente en nuestros bolsos. Y por supuesto que no podemos tener un archivo llamado contraseñas.txt o contraseñas.doc en nuestros archivos digitales.

  1. No utilices la misma contraseña para sitios distintos

Si, yo sé que Google nos lo hace todo muy fácil y que con sólo abrir mi correo tengo un blog, un perfil de Google+ y un canal de YouTube. Pero no hay ninguna razón por la que tu contraseña para Facebook, Twitter y tu correo sean la misma.

Sí una página te pide que abras una cuenta o que vincules la página con tu cuenta de Facebook: no la vincules. Te toma unos minutos más y dar un montón de vueltas entre tu correo y los links de confirmación: lo sé. Y en esa línea: no crees cuentas en páginas que no vas a volver a usar. Ya me ha pasado, que estoy tan ansiosa por descargar un libro que hago una cuenta en libros.com y luego no vuelvo a entrar a la página y sólo recuerdo que tengo una cuenta cuando me llega un correo para que actualice los datos.

Cuando una de tus cuentas es violentada; por lo menos podes tener la seguridad que las otras cuentas están seguras.

  1. No le des tu contraseña a nadie:

Ya sea tu pareja, que agarro la última fiebre machista e insiste en que saber tu contraseña es señal de amor y confianza; ya sea la persona que le hace chequeo técnico a la computadora, porque a veces necesitan reiniciar la computadora y para acceder al usuario tenés clave de acceso; o ya sea a tu mama que necesita enviar un correo a una tía que vive fuera del país, o porque vos estás en Xanadú y no podes revisar sí te llego la notificación de una beca que estabas esperando.

  1. USA KEEPASS

KeePass es un software para crear y almacenar contraseñas. Es gratis. Es software libre. Es seguro.

No les voy a hacer un tutorial detallado; porque realmente creo que este tipo de software es bastante intuitivo.

Instalas KeePass en tu computadora, el primer paso es abrir un archivo y organizar tus contraseñas en el mismo. Podes utilizar contraseñas creadas por vos mismo o podes, en base a opciones algorítmicas del programa, crear contraseñas seguras al azar de hasta 50 caracteres que combinan letras, números, signos y otros.

¿Qué diferencia hay entre tener todas mis contraseñas en un archivo KeePass o tenerlas en un documento de texto? Bueno, el archivo KeePass está protegido por una contraseña maestra; que de manera forzosa tenés que aprenderte. En vez de memorizar 15 contraseñas (entre correos electrónicos personales e institucionales, redes sociales, páginas diversas y foros de discusión), sólo necesitamos aprendernos una.

Espero que mi poca experiencia les sirva de algo.

Desnuda

Si han estado viviendo debajo de una roca en las últimas semanas, déjenme hacer un resumen de lo que pasó: hijos del patriarcado han publicado fotos de mujeres desnudas sin su autorización y en lugar de cuestionar la completa violación a la intimidad de estas mujeres, las reacciones han sido de cuestionamiento a las mujeres. Como siempre, en lugar de enfocarnos en los delincuentes, los abusadores, los hombres que violentan la integridad de las mujeres; nos enfocamos en el comportamiento de las mujeres, analizando cada detalle: buscando justificaciones.

“Por eso no hay que tomarse fotos desnuda”, “Para que se las tomaron sí no querían que nadie las viera”.  Ya basta de mojigatería.

Primero y antes que todo: MI CUERPO ES MÍO. Yo puedo erotizarlo, para mí misma o para compartirlo con quien yo quiera. Énfasis en: CON QUIEN YO QUIERA. Y sí y sólo sí, la persona o las personas con quien lo quiero compartir también están de acuerdo.

tetas-01

Puedo tomarme una foto desnuda y no querer que nadie la vea. Me la puedo tomar para MI placer. Puedo tomarme una foto desnuda y querer compartirla con mi pareja/ parejas. Puedo tomarme una foto desnuda y postearla públicamente en la Internet.

Desgraciadamente, vivimos en una sociedad en las mujeres son pensadas no como sujetas de derecho, humanos pensantes con deseos e intereses propios; sino como objetos de entretenimiento para el placer masculino heterosexual.

Una sociedad en la que una criminal con conocimientos informáticos/ tecnológicos puede violentar mi privacidad al robar datos personales de mi celular y hacerlos públicos. Una sociedad en la que una persona en la que confié en algún momento de mi vida y con quien intercambié fotos privadas puede reenviar dichas fotos a sus contactos o publicarlas en sitios de “revenge porn”. Una sociedad en la que un fulano con quien intercambié números de teléfono, cualquier día que se le ocurra, puede decidir enviarme una foto de su pene: sólo porque puede y porque asume que yo voy a estar… No sé, “agradecida”.

¿Qué pasa? Que para muchas de nosotras, nuestros cuerpos son lo más fundamental: son lo único que realmente nos pertenece. Y queremos decidir libre e indiscutiblemente sobre nuestros cuerpos.

Así que el problema no son las mujeres en las fotos: el problema son los delincuentes que las robaron y las publicaron. El problema es la avalancha de personas que las buscan dichas fotos paras verlas y compartirlas.

*EDICIÓN*

Quité los nombres de las mujeres que tenía como ejemplo, porque una gran parte de quienes entraban y leían este post, luego se fueron a buscar las fotos.