Archivo de la etiqueta: Nicaragua

Por Juneysi Karina Cerda

El acoso callejero es un mal que todas las mujeres lo hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas. Son acciones que se dan a diario en las calles de la ciudad, donde los hombres hacen comentarios mayormente vulgares de nuestro cuerpo o vestimenta, sin que nosotras les hallamos pidan su opinión o incluso miradas desagradablemente. El acoso callejero va desde miradas obscenas, chiflidos, piropos, palabras desagradables o frases sexuales hasta persecuciones o agarrones.

Desde que empezamos a tener uso de razón nos han doctrinado con frases como: “no vayas sola, te puede pasar algo”, “cuando salgas, te vas directo a casa”, “cuando llegues márcame”… nos aterrorizan con los millones de peligros que azotan las calles, nos crean una idea del lugar público como un territorio enemigo y peligroso principalmente para la “mujer”; pero cuando se trata de actos más “normales”; como son los piropos, las miradas lujuriosas o las palabras desagradables, nos han enseñado a guardar silencio, apartar la mirada y restarles importancia

El acoso callejero es apenas la punta del iceberg de una estructura de violencia de género, se cree que es un acto poco significativo, el cual se ha normalizado, pero estas ideas son totalmente erróneas.

“El piropo expresado por los hombres en los espacios públicos implica una invasión a la intimidad de las mujeres y es la génesis de la violencia realizada por un hombre” Olvera (2015).

¿Cuál es el costo de este tipo de violencias?

Las mujeres ya no se sienten libres de caminar por las calles sin recibir este tipo de violencias, ya no se siente la seguridad de poder usar la ropa que tú decidas porque en cualquier esquina puedes encontrarte con un depravado que puede llegar hasta el punto de tocarte o aun peor violarte. La falta de seguridad se vuelve una ansiedad temiendo ser perjudicadas físico y sexual. Incluso el acoso callejero puede reanimar emociones y recuerdos traumatizantes para sobrevivientes de violación.

Si se analiza bien los hombres no son más susceptibles que las mujeres a ser víctimas de delitos como secuestro, extorsión, robo u homicidio en el espacio público… Es difícil entender como las mujeres somos utilizadas como objeto y los hombres se sienten con el derecho de controlar nuestros cuerpos.

En el país se impuso una ley que “protege los derechos de la mujer”; la ley 779.  Pero es casi imposible poner en practica estas sanciones con estos tipos de violencia, las autoridades no les darían importancia a que una mujer diga; en la calle me dijeron un piropo, porque la cultura ha tomado esas actividades y las ha catalogado como “Normal”. Incluso los esfuerzos para aplicar esta ley no son bien dirigidos, hay muchos vacíos en ella y eso reduce la efectividad. “Se ha logrado romper el silencio de las víctimas, pero aún persisten obstáculos para el acceso a la justicia”.

¿Cómo puedo comenzar un posible cambio?

La mejor forma de crear seres humanos con diferente ideología es hacer conciencia en edades tempranas a través de la educación familiar e instituciones escolares, en relación a la importancia que tiene el respeto por nuestros semejantes; especialmente por las mujeres, que al final son las más afectadas. Es necesario educar para desarrollar la empatía, siendo ésta una habilidad necesaria para poder ponerse en el lugar del otro y comprenderlo.

De igual manera brindar apoyo a aquellas instituciones, entidades o agrupaciones que proclaman y trabajan para una igualdad de derechos. Respetar en la vía pública a todas las personas. Y, fundamentalmente, porque el acoso sexual callejero tenga su penalidad, como cualquier otro acto de violencia.

“El acoso callejero a las mujeres, es un acto de violencia que en la mayoría de los casos sigue teniendo de aliado al silencio, ese mismo silencio que es necesario quebrar para gestar el cambio”.

Llevar historias a la pantalla: #MFLaserie

Por Simone

El arte de contar historias es lo que le ha permitido a la humanidad poder aprender de su pasado, mantener ciertos esquemas e imaginarios colectivos y enraizar la experiencia humana en este plano existencial tan concreto por momentos y tan fugaz por instantes. Contar historias permite, que otros que no han vivido esas experiencias, las conozcan y se puedan emocionar con los eventos que se van desenvolviendo en cada narrativa. Este acto de contar es un acto humano que se debe recuperar y alimentar en todos los sentidos y manifestaciones.

Pues bien, me fui con Moon al estreno de la serie de Managua Furiosa, para quienes no conocen sobre este proyecto, pueden seguirlos en Facebook y en twitter y enterarse de todo lo que hacen. Concretizar proyectos es una de las cosas más difíciles, implica trabajo en colectivo, organización, juntar voluntades y compromiso conjunto con un sueño. Roberto Guillén quién trabajó la idea original y dirige la serie, junto a un crew increíble de muchas personas talentosas crearon un producto que nos viene a contar historias de personajes veinteañerxs en esta ciudad que es Managua. Hacen uso de la ficción para compartir historias de gente real y esa es una apuesta que como bien mencionaba Roberto en la sala de la Galerías antes de proyectar los Making of y el primer capítulo de la serie; provoca diálogos y de eso necesitamos un montón.

Una particularidad de la serie de MF, es que está hecha para verla cualquier lugar, son capítulos de aproximadamente 7 minutos que como bien decían, podes ver mientras estás haciendo cualquier trámite burocrático.

Lo que me gustó

Se nota que le pusieran cuidado a los detalles, un buen trabajo de arte en la producción. Buen trabajo de dirección, sonido y se nota que el equipo de trabajo construyó un buen feeling en el proceso de producción.

El primer capítulo engancha, y ocurre lo que suele ocurrir con las series hechas para la web, queres ver todos los capítulos de un solo. Y pues sí, una se queda con las ganas de saber que pasa en el segundo capítulo de la serie de MF.

Tiene mucho potencial, y pues será ver cómo se desarrollan las historias y se entrecruzan los personajes, en actuaciones honestamente no me voy a detener, pero si se siente una vibra fresca y relajada en la actuación lo cual se agradece, pues no se necesitan grandes poses para comunicar y desarrollar personajes.

Me gustó la edición, varias transiciones de una toma a otra están bien armadas, y mantienen un buen ritmo en este primer capítulo.

La narrativa refleja la vida de un cierto grupo de chavalxs que habitan la ciudad, y despierta interés de saber cómo continuarán las historias.

Lo que no me gustó

Es muy pronto para eso, esta parte la trabajaré cuando termine de ver la serie o al menos cuando vaya a la mitad 🙂

Este tipo de proyectos motiva, activa y estimula. Siempre es divertido ver como en diversos eventos los mismos grupos están moviendo cosas en distintos temas, algunas caras nuevas pero los círculos de conocidos son casi siempre los mismos. Eso está bien, digo, en cada época en cada ciudad se construyen nodos de pensamiento y creatividad, y uno de esos creo una serie web que nos contará y con la que podremos dialogar y pensar en otras historias que quisiéramos contar.

Enhorabuena a MF por su serie y por estas historias que nos vienen a compartir. Felicidades a todo el crew, excelente trabajo.

Por acá les dejo el link para que vean el primer capítulo…

Reflexiones a partir de una película

Por Benjamín Richard Hernández García

actualidad_87751279_327271_1706x960

La película nos habla en primera instancia de las dificultades y limitantes que las mujeres vivían por el hecho de nacer mujeres. El punto central es la lucha por el derecho al voto. Sin embargo, como aspectos conexos se pueden observar la diferencia de oportunidades entre hombres y mujeres, así como la diferencia de salarios que hay entre diferentes sexos, atribuyéndole al hombre un sentido de superioridad.

De la lectura de Amores Chidos en el primer capítulo se habla al respecto del análisis de la violencia desde el enfoque de masculinidades. Aplicando dicho enfoque a la película, se puede observar la violencia en que incurren los hombres hacía las mujeres en el afán de frenar los levantamientos de ellas. Al verse amenazados por la sublevación de las mujeres al demandar sus derechos, estos solamente incurren a la intimidación como única manera de controlar a las masas y hacer valer su superioridad. En esta escena descrita se exponen varias de las características del modelo tradicional de masculinidad que son la superioridad del hombre, la violencia como el método válido para resolver los conflictos, necesidad de aparentar ser fuertes, autosuficientes, poderosos y la irresponsabilidad por las consecuencias o daños causados por el comportamiento violento.

Otros de los puntos que llaman la atención en la película es la manera en que los mismos hombres se expresan de las mujeres. Al verse el personaje principal (Maud) envuelto en dichos levantamientos, muchos de los compañeros de trabajo del esposo de Maud le reclaman que porque no le pone freno a su mujer. En esta frase se pone de manifiesto otra de las características del enfoque de masculinidad, el cual se refiere a la posesión de la pareja, hijas e hijos. Tratando a la mujer y a los hijos como un objeto que le pertenece al hombre.

Hasta el día de hoy se ha venido avanzando en el área de la equidad de género, hasta tal punto que en Nicaragua en el año 1990 una mujer alcanzó el puesto de presidenta de la República de Nicaragua. En la actualidad se pueden ver a las mujeres desempeñando puestos de gran responsabilidad tanto en las instituciones públicas como privadas. Sin embargo, todavía hay mucho que trabajar en dicha área. Existen todavía muchos actos de violencia hacia las mujeres, los cuales vienen marcados por los roles que una persona viene adoptando desde su nacimiento. Haciendo una analogía con la película, se puede ver como los roles que le impusieron a Maud (según el contexto inferido en la película) vienen a determinar en un principio cierto grado de subordinación hacia su marido. Sin embargo, la euforia por hacer valer sus derechos le dan el ímpetu de seguir avanzando hasta la consecución de ese objetivo.

Según el Foro Económico Mundial (FEM), Nicaragua ha venido avanzando a buen ritmo en lo que respecta a la equidad de género. Dicho foro destaca a Nicaragua como uno de los mejores países del mundo en términos de equidad de género[1]. Los parámetros que se utilizaron para llegar a estos indicadores son la igualdad en términos de oportunidades educativas, salud y la posibilidad de estar al frente de cargos públicos. Sin embargo, según cifras ofrecidas por el economista Adolfo Acevedo[2] indican que las mujeres que ocupan puestos de dirección en el Estado devengan 54.4% menos que los hombres que ejercen cargos similares. De la misma manera en el caso de profesionales, científicos e intelectuales la brecha es de 31.4%. Inclusive, se enuncia que una mujer sin formación académica la diferencia de salario oscila entre un 54.31% menor que el de un hombre con igual nivel de instrucción. Como conclusión, el economista plantea que estamos en una sociedad que subvalora el trabajo ofrecido por una mujer.

A pesar de los esfuerzos que se han hecho, aprobando leyes para promover la equidad de género, la verdad es que hace falta mucho que avanzar ya que la mayoría de estas leyes quedan en el estante y si se llegan a aprobar estas tienen muchas limitantes que dificulta la práctica de las mismas, porque la realidad muestra que todavía existen en nuestro país varias mujeres a las cuales sus derechos de los que la constitución habla no se le están dando valor.

las-sufragistas

[1] La Prensa. 29 de octubre del 2014. ¿Equidad en Nicaragua?

[2] La Prensa. 03 de noviembre del 2014. El trabajo de la mujer en Nicaragua es subvalorado.

 

Noche de concierto: tres voces y energías, tres artistas

Por Simone

@SimoneMontiel (tw)

@LaSimone Plus (fb)

13495332_1378666512149095_915990264245106748_n

De un 100% de los conciertos que se realizan en Managua, puedo decir que a lo sumo voy a un 5%. Esto tiene que ver con tiempo, prioridades y ganas. Pero de vez en cuando hay conciertos que atraen mi atención, y el de Juntas y Amplificadas fue uno de esos que en cuanto vi el nombre y el video promocional me dije “Tengo que ir”.

El arte es una línea de trabajo que libera, y en concreto la música activa diversas reacciones y procesos en quién la crea y produce, y también en quién recibe activamente ese regalo. La noche del viernes 8 de julio dio inicio a la gira Juntas y Amplificadas, en la que comparten escenario las bandas Ecos, Espiral y CulturaFolk que tienen como característica compartida ser lideradas por mujeres. Las voces de Alejandra, Diana y  Marja fueron tejiendo una noche en la que diversas vibras se fueron tomando el escenario y activando a un público que se fue acercando de distintas formas con cada una de las bandas.

El concierto se llevó a cabo en Maura & Simone un espacio que hace poco abrió sus puertas en la ciudad, y que cuenta con al menos tres ambientes: una terraza, un espacio intermedio, y al fondo el espacio más amplio donde está una barra, mesas y el escenario de buen tamaño dónde se ubican las bandas y artistas que lleguen a tocar su música.

El concierto

ECOS

Una banda indie rock, que la integran Alejandra Rodríguez (vocalista y compositora), Pavel Palma Vaughan (compositor, guitarrista y vocal), Amahruc Arróliga (Bajo) y Mauricio Conrado (Batería).

“Por el mundo voy, detrás del sol y voy por vos”

ecos

Ecos fue la banda que abrió la noche, aún cuando no contaron con el batero, a como bien dijeron, “lo dieron todo”, y es que la mezcla musical que ejecutan y la voz de Alejandra se acoplan de una manera armónica para presentar una propuesta musical fresca, con una energía muy sólida.  Las notas sostenidas por la vocalista, el feeling y la personalidad de la banda que también compagina con la de Alejandra, sumado a la presencia e interacción que ella mantiene con el público es parte de la atmósfera que se genera con Ecos; una banda que ya lleva camino recorrido y que se mantiene con un perfil fresco en la escena musical de este país que cuenta con sus propios retos.

 

Espiral

Una banda que empieza en el 2010, se definen como rock/rap alternativo. La integran Michael Cortina (batería), Diana  Corrales (voz), Cheyo Brown (voz), Alejandro Álvarez (guitarras), Francisco Cedeño (guitarras) y Álvaro Sandino (bajo).

“Tu melodía, me ilumina y me da vida”

“Algo pasa en tu cabeza, en tu mundo, en tu mente, inconsciente”

Espiral

La segunda banda fue Espiral. Las voces que lideran son Diana y Cheyo; una mezcla pegajosa entre el rock y el rap alternativo. De por si es complejo mantener la energía entre voz, instrumentos y personalidad en el escenario, y en este caso se trata de dos voces, que enuncian desde lugares diferentes, una desde la melodía y una variedad de notas, otro desde el ejercicio del rap/la rima.

La propuesta en sí es interesante, las tonalidades diversas le inyectan a la propuesta un color que atrae, en las últimas dos canciones que presentaron ambas voces encontraron una buena articulación en el escenario, y particularmente Diana, que mantuvo notas y una energía en escena que se me quedó grabada porque hubo soltura y poder. Cuando el escenario es compartido por dos voces el reto es encontrar ese hilo que permita a cada unx tomarse ese espacio y alzar vuelo mientras canta. No se logró en todas las canciones, pero definitivamente Espiral es una propuesta con potencial.

CulturaFolk

Una banda originaria de Jinotepe, integrada por Marja Siu (vocal), Bruno Cortina (Guitarra), Ernesto Siu (Batería) y Jaime Gutiérrez (Bajo).

“Si me dijeras que no tienes tiempo de brillar, yo te dijera que esto, esto no es normal”

Cultura Folk

La tercera banda, que cerró el concierto, fue CulturaFolk. Sin duda cuando entraron a escena ya el público estaba más activo, la noche había entrado de lleno, y la energía de Marja  y la banda generaron una interacción muy particular. En algún momento Marja nos llamó a acercarnos y habló de que la noche era de bandas lideradas por mujeres y le agradeció a Ecos y a Espiral por compartir el espacio. Entre canción y canción, los ritmos activaban los cuerpos y cabeceos suaves del público, mientras Marja cantaba viendo de frente, utilizando su cuerpo para posicionarse en escena transmitiendo una vibra relajada.

Una de las últimas canciones fue Lola, que Marja comentó fue su primera canción en la radio, y que fue escrita hace demasiado tiempo:

“Lola está sola hoy, Lola está hoy, Lola ya no puede, Lola ya no puede…Si supiera que va a audicionar un momento más, un instante más”

Definitivamente ese tiempo no ha pasado en vano y la madurez musical de Cultural Folk y particularmente de Marja se nota a leguas y dan ganas de seguirle la pista a esta gira de Juntas y Amplificadas para seguir disfrutando de esta banda.

Lo que me llevo del concierto

Me fui a este concierto con parte de la manada y puedo decir que disfrutamos de esta noche, de ver a las compañeras compartiendo su trabajo y alegrarnos por un concierto así. Salimos con ganas de que hubieran concierto de bandas de mujeres, de raperas y cantautoras todo el tiempo; y es un deseo que nos llevamos como tarea en casa para tejer posibilidades y hacerlo realidad. Cuando una está convencida de que el ejercicio de la palabra a nosotras nos libera y potencia, recibir la energía de Alejandra, Diana y Marja fue la mejor forma de vivir esa noche en la que las energías conjuraban tejidos de memoria colectiva. Gracias compañeras por su trabajo, por su energía y le seguiré la pista sin lugar a dudas a la gira de Juntas y Amplificadas en la que ECOS, Espiral y CulturaFolk nos comparten su arte, y que siga la música.

Por acá les comparto un video que trabajé sobre el concierto:

La mujer en la economía

Por Marina Eloísa Pupiro Pasko

gente-caminando-620x350

La economía feminista es una forma crítica de pensar que se caracteriza por considerar la vida de las personas como el principal eje que mueve a la economía. Se diferencia del modelo económico capitalista debido a que a éste sólo le interesan los procesos de mercado para la generación de capital. Por esta razón podemos decir  que el capitalismo es incompatible con sostener la vida.

Se puede afirmar que el sistema económico capitalista es heteropatriarcal ya que existen considerables desigualdades de género y poder entre hombres y mujeres. El modelo de familia heteropatriarcal está compuesto por una pareja heterosexual y sus posibles hijos;  en donde a las partes se les asignan roles específicos que acentúan la dominación del hombre sobre la mujer.

Caminantes-por-las-pareded-Strok-400x266

La economía feminista identifica el papel que juega la economía del cuidado en el capitalismo. Entendemos por economía del cuidado a todas aquellas actividades que se realizan en el ámbito familiar pero que no se encuentran dentro del mercado. Este fenómeno crea lo que se conoce como trabajos invisibilizados, en donde la que se ve más afectada es la mujer. El modelo capitalista destaca a la mujer como el ama de casa, algo que se considera como trabajo no remunerado y muchas veces las obliga a buscar trabajos informales.

Según la profesora de Teoría Económica Cristina Carrasco, la economía feminista no está presente en las políticas del Gobierno de los países latinoamericanos. Esto quiere decir que la brecha entre hombres y mujeres no se ha reducido. Este fenómeno se puede apreciar en Nicaragua, en donde indicadores económicos como los ingresos laborales muestra que el trabajo de la mujer es altamente subvalorado. El economista Acevedo expone que siendo la mujer la cabeza del hogar, la discriminación hacia ellas en término de ingreso hace que el nivel de la pobreza sea mayor.

Por otro lado, la educación es otro indicador que afecta a economía de la mujer. Tal y como dice Elvira Cuadra: “Cuando es una educación de calidad y que incluye a las mujeres plenamente, es una educación que empodera a las mujeres y que les permite convertirse en una mitad importante de la sociedad”. La educación es muy importante porque es capaz de influir en las conductas de hombres y mujeres; le permitiría ver a los hombres que las mujeres son capaces de desenvolverse en múltiples ámbitos, lo que a su vez permitiría que la participación de las mujeres en la economía sea más justa. Sergio Santamaría comparte que es necesario que Nicaragua fomente una política salarial con enfoque al género, en donde se reconozca a la mujer.

   web-1-gente-caminando-e1413311762962Para empoderar a las mujeres es necesario transformar el sistema político. Deben existir diálogos y debates democráticos sobre cómo queremos vivir y cómo hacerlo posible, dice Amaia Pérez Orozco. Es necesario romper con las identidades de género tradicionales impuestas por el sistema capitalista y construir una sociedad que promueva la participación de las mujeres en la economía.

Retos en la escena musical nicaragüense: Una mirada de la situación desde los ojos de una cantautora

Por Gabriela Montiel

@SimoneMontiel (TW)

LaSimone Plus (FB)

12742090_10154667422846808_2898991420610783245_n

(Foto (y la siguiente): Sairxio Mortix- Sergio Miranda)

Gaby Baca empezó a hacer música a  los 26 años, su primera canción fue “Sirenas”; y desde entonces ya lleva 11 años en los que se ha dedicado exclusivamente a la música, como trabajo y como proyecto personal y político. Es una cantautora nicaragüense, feminista-lesbiana que se ha mantenido en la escena musical del país desde hace una década, apostándole a un modelo de trabajo autogestivo y produciendo música con contenido social y de protesta.

Me senté una tarde con Gaby Baca en Casa Abierta Las Sierritas, que es el espacio dónde construye hogar y crea proyectos colectivos. Le propuse hablar de la escena musical en el país, sobre lo complejo que es abrirse camino como cantautora o artista/banda, de las dificultades a las que se enfrentan lx músicxs cuando les toca negociar con marcas o con lxs dueñxs de los locales. Pero también dialogamos sobre lo que se debería trabajar y fortalecer para mejorar las condiciones laborales de las personas que se dedican a la música.

La escena musical en el país

Gaby Baca ve la escena musical en el país como una dinámica que se ha ido reinventando cada cierto tiempo: “En los 90 se da un boom musical, a mediados de los 90 se empezó a visibilizar la música con más contenido de protesta social; lo cual formó parte de una etapa postrevolucionaria”. Al mismo tiempo reconoce que la música a lo largo de su recorrido en este país siempre ha dialogado con los grupos de poder, político o económico “La música siempre ha sido un canal para mover a la juventud, para exaltar esa rabia, y valores revolucionarios”

Piensa que podría hablar de dos etapas recientes: “La industria musical fue una de 1990-2007 y a partir del 2007 se puede hablar de otra etapa”. Plantea que existen dinámicas que deben tomarse en cuenta, por ejemplo la monopolización de los medios de comunicación: canales de televisión, empresas de publicidad, Radios. Y esto ha generado un cambio de flujo en el contenido de la música que se promociona y que apoyan los grupos de poder: “Se pasa de exaltar a la gente a hablar mal de un gobierno, a estamos de fiesta”.

Esta dinámica que ella identifica la vincula con una estructura cultural: “Hay una cultura que te sumerge en el consumismo puro…estamos hablando de una cultura consumista-machista-violenta”. Y al mismo tiempo se han ido gestando propuestas con contenido social “Otras personas trabajamos con el mensaje social-ecológico-feminista y no gozamos de estos apoyos porque parece que este mensaje le molesta al sistema”.

12243543_10154464139716808_2211718271700355365_n

El reto de las cantautoras

Gaby Baca se define como cantautora, y así como ella mujeres de todas las edades aprovechan de los pocos espacios que se logran organizar en este país para compartir su trabajo y enriquecer su experiencia. Gaby comenta sobre estos procesos “Un evento como el Festival Internacional de cantautoras, que es organizado por Katia Cardenal,  cada año encuentra más obstáculos para acceder a fondos, ahora imagínate a las personas que están empezando”. Pareciera ser que las cantautoras no están en las prioridades de apoyo a la música de este país.

Gaby comenta que para las marcas lxs Cantautorxs “no mueven ni a las moscas” y las políticas de estas marcas “se trata de buscar bandas que peguen y sepan mover a la gente”. Y entonces está el asunto de la necesidad de patrocinio, y lo complejas que son las relaciones cuando trabajas con marcas: “Las veces que he conseguido patrocinio, eso hace mucho tiempo, me he dado cuenta de los niveles exuberantes de explotación, tu imagen la usan y la vuelven a usar, y como publicista yo sé que eso es ilegal”. Y también está el asunto de la explotación: “Mis colegas que trabajan con patrocinio suelen tener unos tratos bien malos, te dicen vas a tener 10 conciertos conmigo, y llegas al octavo y no te han pagado. Eso aun siendo promocionados, ahora quienes nos autogestionamos, ya te imaginarás”.

La experiencia con los contratos

En este tema surge la importancia de tener Representante: “Las veces que mejor me ha ido es cuando he tenido Representante. Alguien que revise el contenido de los contratos, que sean transparente; te ayuda mucho”. Gaby cuenta que la experiencia más larga de este tipo fue con una compañera de vida “las dos éramos productoras, y ella como feminista tenía manejo de las redes sociales y así como Productora independiente eso te ayuda a mover tu trabajo. Consiguió que fuéramos a varios países, porque si se puede subsistir haciendo música por otras vías”.

En una segunda experiencia, se trató de una persona que además de ver lo legal, siendo abogada; también realizó funciones de productora, veía que todo lo necesario estuviera dado, cuidar el trabajo que se va a presentar. Y agrega en el tema de tener Representante: “El hecho de tener un interlocutor, que abogue por tu trabajo y tu trayectoria, que defienda tu trabajo, suele ser más productivo”, por lo tanto surge como un tema importante.

Gaby rescata las relaciones de alianzas, en este caso concreto La Gotera, una productora musical, y específicamente el equipo de la Gotera Johana Baca y Ricardo Castro. Resultado de esta alianza fue el video de Mamá Iguana. Estas relaciones de colaboración han sido claves para que este proyecto artístico se logre tejer desde la autogestión.

Lamentablemente también están las experiencias negativas, como las que ha tenido Gaby Baca en actividades compartidas con luchas feministas y sociales: “muchas veces me han reservado fechas contra el cacho, trabajos que muchas veces no tenes las mejores condiciones, y que además varias veces me han cancelado casi llegando el día del evento”. Este tipo de experiencias tiene un impacto concreto, debido a que los ensayos son asumidos por los artistas, en este caso tiempo invertido, dinero gastado en alimentación, transporte y movilización de instrumentos.

Gaby

El valor social del trabajo musical

Está claro que cuando se tiene una representación es más fácil defender el valor real que tiene el trabajo de una cantautora: “Hay organizaciones que creen que cuando pido un toldo es porque no me quiero quemar, y en realidad es por los instrumentos, los cambios de temperatura te pueden joder los instrumentos”. Y nos comparte algunas experiencias negativas sobre esto “Incluso en aquellos toques en los que te pagan medianamente bien, y alguien decidió que el toldo tenía que ser más pequeño que la tarima y entonces llueve y tus instrumentos quedan hechos sopa, porque alguien decidió ahorrar 100 dólares y poner un toldo pequeño”. Son situaciones que no se consultan con los artistas, y que en todo caso son responsabilidad de la Producción de un evento.

El Productor en este caso tiene la responsabilidad de que todo marche como tiene que ser, “No siempre hay un productor, imagínate en una marcha feminista, que no está vista como una producción musical normal, sino como una acto político”. Por lo tanto cada producción tiene su propia dinámica y tiene que ver con prioridades de inversión y según Gaby el problema es que  somos el país de “No tenemos presupuesto”.

Gaby nos cuenta una experiencia que ella produjo recientemente: “En el último concierto el #Tortigaytranslove, dos cosas jugaban en mi contra. En la entrada estaba boicoteando la actividad diciendo que era para cochones, a pesar de que hubo una negociación con el dueño del local, que no estaba esa noche”. La complejidad de las relaciones con los locales y sus dueñxs es otra problemática que surge en esta conversación.

El papel de las personas dueñas de locales es sumamente importante para lograr que esta relación entre músicxs y público (espacios), se pueda desarrollar de una forma respetuosa y de calidad. Se trata de una relación laboral, que no debería ser interpretada como que los dueñxs de los locales le hacen un favor a lxs cantautorxs o a las bandas. Sobre esto Gaby agrega: “El asunto es cómo vas aprendiendo a negociar, a mí, hay gente que me ha dicho- ahí te tengo tres cajillas de cerveza- y yo pues les digo no mejor dame cena para la banda, porque esto es un trabajo”. Este tipo de prácticas generan una percepción de que el trabajo de la música es poca cosa.

Además está el asunto de las condiciones de los locales “Muchos locales se venden como Café-Concert y no tienen ni un pinche micrófono y tampoco tienen sonido, o alguna tarima”, condiciones relevantes para hacer un buen trabajo. Aparece el tema de contratación del sonido como un asunto crucial “Un buen sonido es la base para tu trabajo cuando haces música. Y un buen sonidista que no cuesta 80 dólares, es aquella persona que está pendiente de la consola y qué te esté colaborando”. Son conocimiento que se van adquiriendo a lo largo del camino de la música, esa es la Escuela.

Se trata entonces de hacer producciones de calidad en condiciones laborales y de negociación enmarcadas en el respeto y en la transparencia. Otro obstáculo que identifica Gaby es el tema de las dinámicas de mercado con las que compiten las propuestas musicales más independientes, “Aquí la competencia que establecen las marcas haciendo esos conciertos con súper producciones, que son gratis, hacen que luego la gente vaya a un concierto de artistas independientes y no quiera pagar y además que les des el disco, la camiseta, la calcomanía y todo”. El otro obstáculo es entonces con los públicos, el reto de saber que hay gustos instaurados, que son masivos, y otros que quedan en desventaja.

12715379_10154669181821808_6114873477995157224_n

Estrategias para enfrentar esta realidad

Ya sea que te hayas hecho un nombre o estés empezando en la carrera musical se necesita tomar conciencia de estas realidades. Una de las estrategias para protegerte de la explotación y las malas negociaciones que Gaby Baca rescata son las colaboraciones con personas que realizan un trabajo serio, que van a respetarte como artista. Segundo, está el asunto de tener Representante, es crucial para poder dialogar de forma más segura al momento de hacer contratos y otras relaciones comerciales o de promoción del trabajo como cantautora o banda.

El trabajo interdisciplinario es central, para alimentar los procesos creativos y para generar una base social y organizada como gremio. Esto demanda un ejercicio personal y colectivo de un pensamiento de intercambio, colaboración, de cooperación pues. Y también está toda la vía de registro de marca, y pensar generar más opciones de Productoras independientes. Los retos ahí están, el asunto es que cada día nacen nuevas bandas, cantautoras que emergen y artistas que quieren darse a conocer. Lo que necesitan todxs es apoyo y condiciones de intercambio respetuosas, dignas y que les permitan hacer su trabajo con la calidad que buscan. Por ahí están las posibilidades de alianzas que pueden aportar a que la música se siga expandiendo en este país.

Esperen la segunda entrega sobre este tema. Y les comparto el video más reciente de Gaby Baca: MamaIguana.