Celebración a la ignorancia

Hay mucho que decir en favor del periodismo moderno. Al darnos las opiniones de los ignorantes, nos mantiene en contacto con la ignorancia de la comunidad. – Oscar Wilde

El 30 de mayo se celebra “el día de las madres” en Nicaragua. Una celebración que deja mucho que pensar. Popularmente se maneja que esta fecha particular de celebración se debe al cumpleaños de la mamá de Somoza, pero la señora nació un 27 de mayo de 1895. Otros dicen que era el cumpleaños de Doña Casimira Sacasa De Debayle,  mamá de Doña Salvadora Debayle.

Pero no es de esto que quiero escribir hoy, porque no estoy en contra que se celebre el día de las madres. Yo vengo de una gran mujer y la celebro cada día de mi vida, que tenga un día en donde a nivel nacional se le celebre, no tiene nada de malo. Lo malo está en cómo los medios de comunicación y gran parte de la población vuelven todo en un show, celebrando la ignorancia, el machismo y el subdesarrollo.

Esta tarde, me desperté de mi siesta con la “bella” noticia que a la Radio Ya se le ocurrió “celebrar” a las madres con un concurso de las “madres más viejas” y las “madres más jóvenes”. No sé quien habrá estado detrás de esta IDEOTA. Pero seguramente dentro de la logística incluía música a todo volumen, reggeaton, un animador tirando todo tipo de “piropos” a las “mamacitas” a través de un micrófono y un montón de personas aplaudiendo sus gracias. Bueno está bien, que celebren como quieran, pero ¿celebrar a la madre más joven?

Sí celebrar a la madre más joven, sacando en las redes sociales a una niña de 15 años, con su nombre completo en una foto con 2 canastas llenas de, supongo, cosas para bebes y lo que una madre debería de tener para la llegada de su retoño. A mí, me dio un puto asco. Un puto asco de que los medios de comunicación se burlen de la ignorancia de la pobre niña y de la ignorancia generalizada.

¿Qué sabe una niña de 15 años sobre la responsabilidad de ser mamá? Es una cría teniendo a otra cría, que no tenemos ni idea de cómo llegó a su vientre. No sabemos si fue a través de engaños, a través de una violación o si ella misma decidió tener relaciones sexuales sin saber o sabiendo que podía quedar embarazada. ¿En dónde está el papá?

Además, está todo ese circo alimentado por aquellos que se creen dioses, que pueden apuntar con el dedo y opinar sobre “la panza de de la chavala”, o cómo abrió “las patas” cuando ni siquiera sabe lavar el calzón y de cómo es más fácil tener un hombre que tener un título. Sí, es que somos geniales para hartarnos vivos a las demás personas con las que no tenemos nada que ver y de quienes no tenemos ni puta idea de cómo será su vida, su entorno y de quien no conocemos su historia.

Los medios de comunicación no serían nada si nosotrxs no los alimentáramos, ni aplaudiéramos sus estupideces como estos tipos de “concursos”. Creen que subir una foto a las redes sociales y “felicitar” a una niña por ser madre es una gran obra para celebrar a las mujeres de Nicaragua. No señores. Es una falta de respeto, es pisar nuestra dignidad, es burlarse en la cara de la niñez y cagarnos en sus derechos y es fomentar el embarazo en las y los jóvenes del país (porque un embarazo es de dos, es de hombres y mujeres).

Nicaragua tiene una tasa de 109 nacimientos por cada 1,000 mujeres en edades de entre 15 y 19 años. Es la más alta de la región. En las áreas rurales, tres de cada diez jóvenes de entre 15 y 19 años están embarazadas, y en el área urbana son dos de cada diez, según Mujeres de Liderazgo y FUNIDES.

Esta niña es la cara de Nicaragua. Representa nuestros errores, los errores del sistema y de la sociedad. Ella ahora tendrá que dejar su niñez, sus estudios (si estaba estudiando) y dedicarse a ver de donde saca recursos para darle de comer al niño o niña que viene en camino, suerte tendrá que el hombre que ayudó a “ponerle la panza” la apoye emocional y económicamente. Y sola y contra el sistema deberá esforzarse porque la historia no se repita en esx bebé.

Esta entrada fue publicada en Temas feministas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *