Si me matan

Las mujeres constituyen el único grupo explotado en la historiaque ha sido idealizado hasta la impotencia. – Erica Jong

Si me matan es porque quise vivir.

Si me matan es porque quise ser lo que quería.

Si me matan es porque quise estudiar lo que dijeron que solo era para hombres.

Si me matan es porque me quise ponerme minifalda el dia que quise salir de fiesta.

Si me mata es porque encendí ese cigarro que me quise fumar, en la esquina que quería fumar.

Si me matan es porque porque le dije NO al tipo con el que no quería nada.

Si me matan es porque quise vivir sola.

Si me matan es porque quise caminar sola por la calle.

Si me matan es porque quise salir con mis amigas.

SI me matan es porque no iba acompañada.

Si me matan es porque estaba viajando “sola”.

Si me matan es porque me corté el pelo arriba de mis hombros.

Si me matan es porque regresaba a casa a la hora que yo quería.

Si me matan es porque yo quería ser lo que no querían que fuera.

Si me matan es porque tenía un trabajo.

Si me matan es porque no quise tener hijos.

Si me matan es porque no quise ser esposa.

Si me matan es porque no quise cambiar mi apellido.

Si me matan es porque no quise hacer a alguien feliz.

Si me matan es porque salí de casa.

Si me matan es porque llevaba short.

Si me matan es porque me quise defender.

Si me matan es porque no quería que me acosaran.

Si me matan es porque quise gritar.

Si me matan es porque quise cantar.

Si me matan es porque no me quedé callada.

Si me matan es porque decidí a quien no querer.

Si me matan es porque huí de un matrimonio asesino.

Si me matan es porque no quise ser sumisa.

Si me matan es porque supe seguir adelante.

Si me matan es porque no quise quedarme a sufrir.

Si me matan es porque menstrué.

Si me matan es porque denuncié.

Si me matan es porque quise luchar.

Si me matan es porque no tuve miedo.

Si me matan es porque no quise callar.

Si me matan es porque nací mujer.

Publicado en Temas feministas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Caminar con spray de pimienta en la mano

En Nicaragua, después de haber salido de tu casa a unas cuantas cuadras ya podes tener tu primer acoso del día. Desde miradas de hambre, acercamiento a tu persona para trata de intimidarte o el típico “sht sht” el “adioooooos amor” y las “preguntas de preocupación” que te hacen “¿Por qué tan solita?” “¿A dónde vas, te acompaño?”.

Hay varios escenarios que se pueden presentar si te defendés y hay testigos:

  1. Los testigos caminan más rápido y no dicen nada.
  2. Los testigos te defienden contra el acosador.
  3. Los testigos te atacan, diciéndote que sos una loca y que “pobre el chavalo ve, si solo te estaba saludando. Alegre deberías de estar que te salude.”

Pero para ser sincera, la mayoría de la gente que es testigo se hace la loca, lo ignora, no dice nada y hasta lo puede llegar a ver como “normal”.

Como es cosa de todos los días, yo he optado por caminar con un spray en la mano. Ya me cansé tener que estar soportando tanto acoso y obscenidades sobre mi cuerpo, sobre mi ropa, sobre mi piel, sobre mi tamaño, sobre mi existencia. También ya me cansé de gastar palabras y energías en contestarles de regreso, que lo más fácil es llevar un spray pimienta muy visible y no dudar en usarlo.

Esto no es un llamado a fomentar la violencia, sino en hacer visible que siempre la responsabilidad de ser acosadas, tocadas, violadas y hasta asesinadas, es nuestra. Siempre tenemos que buscar una forma de defendernos nosotras mismas, porque las leyes existen, pero no nos protegen. A los acosadores y a los violadores les vale madre, ni las conocen y si las conocieran, saben que no les va a pasar nada, pero a nosotras nos puede pasar de todo.

La policía es un chiste, ya he tenido experiencia con ellos. Hasta ellos son los que acosan a las mujeres y niñas en la calle, sus compañeras mujeres no les dicen nada y prefieren quedarse calladas.

Hasta ahora, he usado el spray una vez. Espero que la picazón y quemadura en la piel les haya quedado unas horas y que la próxima vez piensen dos veces antes de volver a abrir la boca y decirle algo a una mujer. Me han dicho por ahí, que si tenes mucho contacto con el spray, lo podés llegar a sentir hasta cuando meas. Pues, espero que lo hayan sentido también y que la meada les haya recordado que con la boca cerrada hubieran quedado mejor, menos estúpidos y más civilizados (esto lo dudo).

Cargar un spray pimienta, realmente me hace sentir un poco más segura cuando voy por la calle. A veces regreso del gimnasio cuando el sol ya bajó y en la calle por la que tengo que pasar siempre hay un grupo de hombres que les gusta ponerse en una esquina a beber cervezas. Ya no dicen nada, pero mi instinto y mis malas experiencias caminando sola por la calle, me hacen estar siempre alerta a cualquier tipo de ataque.

En Nicaragua no se necesita licencia para tenerlo y existen tiendas en donde los podes comprar como un paquete de chicles. Las hay en diferentes tamaños, el mío hasta venía en una funda rosada, diseñado y predispuesto a ser usados contra atacantes de este tipo (que triste). Caben en cualquier bolsa y se pueden usar hasta de llavero.

Yo recomiendo que lo lleven a la vista. Antes hay que practicar quitar el seguro con una mano, con dos, como sea. Y siempre llevarlo de una forma, que cuando tengas que usarlo (ojalá que no) no te lo eches en los ojos, los nervios pueden fallarte.

Hasta que las leyes no nos protejan, los acosadores no se civilicen y la sociedad no deje de defenderlos, tendremos que seguir buscando formas de defendernos solas. Desde tomar un curso de autodefensa, hasta llevar un pequeño spray de pimienta, que puede ser de gran ayuda. Mantené la calma y si tenes que usarlo, hacelo sin duda, pero jamás te dejes, porque nuestro cuerpo nos pertenece solo a nosotras y nadie tiene el derecho de tocarlo y violentarlo de ninguna forma.

Publicado en Temas feministas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Lágrimas sobre cenizas

“….Cuyos sollozos acompañaban el dolor de aquellas tiernas aves sin nido.” – Clorinda Matto de Turner

Hoy he tenido que dejar de hacer lo que estaba haciendo para ponerme a llorar. Hacía mucho tiempo no sentía que una nota en el periódico me haciera tanto daño. Parecía que la historia se estaba repitiendo para que nosotras la pudiéramos sufrir un poco.

8 de marzo de 2017, marchas y actividades conmemorando la lucha por derechos de las mujeres y en Guatemala ardía fuego una “casa hogar” con niñas gritando y defendiendose de este sistema de mierda creado de injusticia, violencia, maldad y machismo.

Lo único que podía pasar por mi cabeza eran sombras asustadas, tapándose de las llamas que les quemaban la piel. Imaginaba esos gritos desesperados por ser escuchadas. Tuvieron que llegar a esto, para que nosotrxs hipocritamente volteemos a ver, para que todxs nosotrxs nos tomemos un minuto de nuestra atareada vida y volteemos a ver a las víctimas de un sistema que nos ha deshumanizado y nos ha hecho creer que valemos lo que podemos comprar con dinero, pero en donde los sentimientos, la empatía, la cooperación y la justicia están subvalorados.

No sé cómo habrán podido dormir todas esas personas responsables y que llevarán eternamente la sangre de esas víctimas en sus manos. No sé que tan malditos tendrán que ser todos los que justificaron el incendio con un “no les gustaba la comida y por eso protestaron”. ¿Cuántas veces antes habían ya habían pegado gritos de ayuda para ser salvadas de un infierno en donde limpian el piso con sus derechos? ¿Era necesario que dieran sus vidas para destapar lo que guardan las alcantarillas de un sistema y de un gobierno hecho de mierda?

Violadas, maltratadas, abusadas, desaparecidas y ahora quemadas. Ese es le producto de hacernos los ciegos ante la injusticia y la corrupción de nuestros países. Es burlarnos y gritarles en la cara a las víctimas que sus vidas no valieron nada.

Hoy son noticia, pero mañana seguramente nos olvidaremos de las niñas que murieron con humo en los pulmones por los gritos de lucha y la piel quemada tapando las cicatrices de las heridas de sus vidas, en un 8 de marzo, día internacional de las mujeres.

Publicado en Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cuando el Comandante se robó la Revolución

El café amargo

La diferencia entre una democracia y una dictadura es que en una democracia, primero votas y después recibís órdenes. En una dictadura no tenes que perder el tiempo votando. – Charles Bukowski

Cuando sos presidente siempre estas rodeado de dos tipos de personas: las que te quieren y las que te odian. Unos te ponen sobre un altar y otros están pendientes de cada defecto que tengas para poderte atacar. Unos te tachan de héroe liberador y otros del nuevo dictador. Pero ambos se ponen de acuerdo en el método con el que llegaste a ser presidente. Fuiste un soñador y un guerrillero del poder.

-¿Quién no sabe que los presidentes lo que quieren es estar en el poder? Como si eso fuera algo nuevo.- Le decía a su esposa desde el otro extremo de la mesa, mientras arrugaba la frente y seguía bajando con el dedo el artículo que leía en su iPad. – Oí esto: personaje ansioso de fama, riqueza y sobre todo poder. Como si esos entendieran lo que significa ser presidente. Ya me gustaría verlos a ellos un día detrás de mi escritorio, no aguantarían ni un día. –

– Ya te he dicho que no leas ese tipo de cosas. Perdés el tiempo y te cae mal hasta el café. ¿Vos crees que tienen idea de lo que tuvimos que hacer para que llegaras a ser presidente o de lo que pasamos para llegar hasta aquí?- Le decía su esposa, mientras levantaba el puño izquierdo al aire y tomaba un pan dulce con la mano derecha para meterlo en el café.

– Esos se hubieran meado antes de tener que disparar una ametralladora en plena calle de la ciudad. – Pensaba mientras ponía su iPad en descanso. Para más joder, tenía una cita esa mañana a las 10:30 a.m. con unos japoneses ¿o eran chinos? No le importaba mucho, al final ambos eran asiáticos y se le había ocurrido leer artículos sobre él en periódicos internacionales. En su país ya no se atrevían a publicar artículos en donde se le comparara con el dictador que estuvo durante la revolución en donde él había participado cuando apenas era un chavalo.

Ahora iba a llegar tarde por haberse entretenido con periódicos que solo le hacían enojar. Todavía le hacía falta besar a cada nieto en la frente y que el chofer preparara el carro y avisaran que cerrarían las calles por dónde iba a pasar. – No importa, pueden esperar.- Pensó – Al final yo soy el Presidente. –

Publicado en Cuando el Comandante se robó la Revolución, relatos cortos | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Cuando el Comandante se robó la revolución

La Ventana

“Toda revolución se evapora y deja atrás una estela de burocracia.” – Franz Kafka

El fin justifica los medios – escuchó una vez siendo todavía un niño. En aquel tiempo no entendía lo que significaban esas palabras. Y ahora estando de pie frente a la silla presidencial, respirando el aire frío del aire acondicionado, mirando los niños limpia vidrios que estaban afuera, recordó una vez más aquellas palabras.

De chavalo, no imaginaba que un día estaría parado frente a una gran ventana de vidrio en una oficina en el Palacio Presidencial. Nació en un pueblo pequeño, en un país tercer mundista que se encontraba bajo un régimen dictatorial y como todo niño, tenía sueños de lo que quería ser de grande. ¿Policía, bombero, doctor? Por supuesto que lo pensó y lo deseó, pero ¿presidente? Presidentes solo eran los hombres ricos, poderosos y viejos. ¿Cómo iba ser presidente él? En aquella época de sueños democráticos robados, era imposible “mandar el país” al menos que fueras parte de la familia del Señor Dictador o el Señor Dictador en sí.


Una revolución, no es más que un cambio necesario gritado y demandado por la mayoría. Y si sabes estar ahí, puede que te veas envuelto en ella, puede que salgas ganando o puede que te lleve la chingada. Pues algo así lo estaba recordando él, mientras veía a un chavalito subirse sobre el hombro de uno más grande y hacer malabares con limones en el semáforo de la calle que veía desde su ventana.Pero la vida tiene muchas curvas, subidas y bajadas, oportunidades que las tomas o las dejas, y de eso dependerá tu vida. Una Revolución por ejemplo. En donde tenés que decidir de qué lado estás ¿queres ser revolucionario o queres ser revolucionado? Él decidió ser revolucionario. La mayoría de chavalos jóvenes de la época lo eran y él no se podía quedar atrás.

Publicado en Cuando el Comandante se robó la Revolución, relatos cortos | Etiquetado | Deja un comentario

Las almas viejas

No soy de este mundo.- dijo – Me duele. Creo que he nacido antes o quizás después.
Miré tanto dolor en sus ojos y le respondí que entendía lo que estaba sintiendo, porque muchas veces lo había sentido yo también.
-Pasa con las almas viejas y eternas atrapadas en cuerpos pasajeros. Esas almas que no hemos encontrado o entendido nuestro motivo de existir y que seguimos naciendo una y otra vez sintiéndonos vacías, pérdidas, solas, aburridas o lastimadas.- Agregué.

Publicado en Temas feministas | Etiquetado , , | Deja un comentario

No estoy sola, estoy conmigo misma

“Por amor” abandonamos nuestros sueños y metas, “por amor” competimos con otras mujeres y nos enemistamos para siempre, “por amor” lo dejamos todo…Por eso este “amor” no es amor. Es dependencia, es necesidad, es miedo a la soledad, es masoquismo, es fantasía mitificada, pero no es amor.”Coral Herrera Gómez

¿Por qué prefiero estar “sola” a mal acompañada? Simple, porque sé lo que significar estar mal acompañada, con alguien que en vez de dejarte algo positivo, te va quitando las energías y te va llenando de prejuicios, culpas y tristezas.

La sociedad nos ha metido esa idea que si no estás con alguien de novios, compañero o esposo, estás sola. Que si vas a cumplir 30 y no has encontrado a nadie en tu vida, te vas a quedar sola para los años que te quedan. Maldita idea de creer que no estamos completas solo porque no tenemos a un hombre al lado. No voy a negar que a veces quisiera tener a una persona que me acompañe en mis fines de semana, o a tomar un café o compartir una rica lectura o película, somos seres humanos y a veces sí necesitamos compañía. Pero estar con alguien solamente por no estar físicamente sola, no me apetece para nada y mucho menos si es porque la sociedad espera que a mis 27 años vaya viendo como sentar cabeza con alguien. Además, todo lo antes mencionado lo puedo hacer con una amiga o conmigo misma.

Todas las personas tenemos nuestro propio tiempo para las cosas, no a todas nos toca vivir la vida como la viven otrxs. A todxs nos toca aprender a nuestra propia manera. Yo he aprendido a estar conmigo misma desde mi última “relación seria”, en donde dejé tantas energías, ideas y sueños y en donde dejé una parte de mi vida. No me arrepiento, me alegro de haber aprendido a que no quiero algo así otra vez, a apreciar a los buenos compañeros que me topé después, aunque nunca les puse la etiqueta de “novios” y sobre todo, me alegro de haber descubierto una parte de mí cuando todo terminó.

Superar esa relación de la que he escrito anteriormente en otros artículos, fue difícil, pero necesaria. Y que escriba de ella, no quiere decir que la esté invocando o deseando regresar el tiempo para volver a vivirla, escribo de ella porque fue una parte importante de mi vida, que me dejó vivencias de las cuales podría hasta escribir sagas de libros. Algunas cosas que me dejó fue a no cargar con demonios del pasado a una siguiente relación, a cerrar etapas y heridas para continuar con la vida. Y a pesar que algunas personas que me conocen pudieran pensar que me ha quedado miedo a volverme a enamorar, pues no es así, yo misma he decidido a no volverme a enamorar hasta que yo decida que estoy preparada para compartir una etapa de mi vida con alguien más.

Dicen que el amor simplemente pasa, estemos preparadxs o no. Pero creo que igual, aunque pase y nosotrxs no estamos dispuestxs a enamorarnos e invertir tiempo y energía (porque también de eso se requiere) puede pasar las veces que quiera y podemos quedarnos viendo cómo lo hace. No importa lo que digan las demás personas, tu familia, tus amigos, mientras vos no querás, dudo mucho que pase. Que habrán personas que te parezcan interesantes y con quien podrías tener alguna conexión, las habrán, pero no creo que eso sea enamoramiento.

Mientras no estemos dispuesto a ceder en algunas cosas, a aceptar que las personas no somos perfectas y que cada historia de amor es única y no una película romántica, mientras no entendamos que apoyarse no es dejar sueños a un lado, sino a compartirlos de la mejor forma que no sea posible y que no todos los días vamos a querer estar colgados uno del otro, hasta que no aceptemos que somos una persona completa, sin otra mitad perfecta que anda vagando por el mundo y hasta que nos queramos tomar el tiempo de enseñarle a la otra persona y aprender de ella, el amor puede asomarse a tu puerta y ventanas las veces que quiera, pero nosotros vamos a seguir prefiriendo estar con nuestra mejor compañía, nosotros mismos.

Publicado en Sociedad | Etiquetado , , | 1 comentario

No estamos solas, estamos unidas

“¡Mírenme! ¡Miren mis brazos! ¡He arado y sembrado, y trabajado en los establos y ningún hombre lo hizo nunca mejor que yo! Y, ¿acaso no soy una mujer?” – Sojourner Truth

No mas

Ayer todas juntas nos demostramos que somos una ola. Algunas tomadas de la mano, con carteles en la otra, con nuestras voces, otras con los puños al aire, con tambores, con megáfonos, con música, poesía, y lo más importante: Todas abrazadas y unidas.

La emoción, la adrenalina, las energías venían de nuestras fuerzas unidas. Todas gritando “ni una menos” y una y otra vez a todo pulmón recordando que esa era “la lucha feminista por América Latina”. Y es que disculpen las molestias señores, pero nos están matando. Matando como si nuestra vida no valiera nada, matando como si no formáramos parte de la sociedad, matando como si este fuera un mundo de machitos que se pueden reproducir solos, mantener solos y vivir solos. Si la naturaleza no hubiera querido mujeres, no nos hubiera creado. No les toca decidir eso a ustedes.

Ayer éramos no una, ni dos, sino varias madres, hijas, hermanas, primas, tías y abuelas las que estábamos recordándole al mundo que seguimos aquí y que no estamos dispuestas a dejarnos matar. Porque somos importantes y lo vamos a seguir siendo hasta que la especie deje de existir. Somos dadoras de vida, somos portadoras de vida, somos vida.

ni-una-menos-poly-bernateneBasta ya de tanta violencia y feminicidio. No estamos dispuestas a aceptar ni acosos sexuales, ni golpes, ni violaciones ni muertes. No estamos dispuestas a llevar moretes en la piel, ni a callar lo que quieren hacer con nuestros cuerpos ni mentes. No estamos dispuestas a seguir viendo como poco a poco nos van borrando de la faz de la tierra.

Ayer estábamos unidas. Unas en Argentina y otras aquí en Nicaragua. Otra en Chile y otras hasta en México. Ayer estábamos marchando y gritando juntas en armonía, autoconvocadas, furiosas y con ganas de seguir vivas. Ayer estábamos diciendo ni una más, ni una menos, no son arrebatos son feminicidios.

Y hoy estamos aquí con los ojos abiertos, alertas porque si tocan a una nos están tocando todas. Hoy estamos aquí conscientes que la lucha sigue, que esto apenas está empezando. No vamos a seguir vendándonos la boca, no vamos a seguir teniendo vergüenza, ni vamos a seguir teniendo miedo porque esta estoy en este mundo y tengo derecho a seguir viva.

Publicado en Temas feministas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Varias ideas, un solo mensaje

Si supiera que el mundo se acaba mañana. Yo, hoy todavía, plantaría un árbol. -Martin Luther King

TEDx Managua

Muchxs conocemos las charlas de TEDx. Reconocemos la musiquita de fondo y esas letras pintadas en rojo que son inconfundibles. Conocemos a muchos ponentes que comparten ideas, experiencias y proyectos. Si todavía no sabes a cuáles me refiero, corre a buscarlas en YouTube que ahí podés encontrar algunas, y bueno, en su página oficial también.

Desde que descubrí que las charlas de TEDx existían, me volví fan. Creo que una de las primeras que vi fue la de Lizzie Velasquez. Su forma de hablar, su valentía y positivismo al momento de estar frente al escenario, me revolvieron emociones y sentimientos que seguí buscando a más personas que contaran sus historias así como lo hacía ella.

El sábado 15 de octubre tuve la linda oportunidad de representar a Politica-mente Incorrecto en la quinta edición de las charlas de TEDx en Managua. Hasta un día antes del evento, no sabía que iba a estar ahí, lo cual lo hizo todavía más emocionante. Muchas veces me había imaginado estar presente en un evento de éstos para experimentar las emociones de una manera más directa y disfrutar esos momentos en donde se me pone la piel de gallina cuando el ponente comparte algo que realmente me emociona. Y tengo que decir que la experiencia fue genial. Vi algunas caras conocidas y tuve la oportunidad de conocer a nuevas, la energía del lugar fue súper alegre y positiva. No imagino el trabajal que tuvo que hacer todo el equipo y los nervios que cada ponente se cargaba, pero sí puedo imaginar la emoción de ver los frutos de todo el tiempo, trabajo y energía invertida.

Escuchar a diferentes personas, disfrutar su lenguaje corporal y manera única de exponer sus ideas ha sido inspirador y funcionó como una carga de energía positiva. Saber que en Nicaragua existen personas que quieren impactar a la sociedad a través de su trabajo, de sus talentos y de sus proyectos positivos, me hace querer seguir luchando.

Ernesto ValleLas charlas fueron sobre diferentes temas, pero todos los ponentes tenían un mensaje en común: Usar tu pasión, darle forma a una idea, llevarla a ser un proyecto, trabajar duro en ella, no darte por vencido y mantener siempre el positivismo a pesar de los momentos difíciles a los que tengas que enfrentarte. Todo está en las ganas y en la actitud que le pongas a las cosas. No importa si vas a defender una causa, que todos creen que está perdida, con que vos estés convencidx que vale la pena, es suficiente.

Desde defender la Reserva de Indio Maíz, los Océanos, crear nuevas tecnologías más amigables con el medio ambiente y que se adapten a las necesidades de un lugar, ayudar a la sociedad a ser más abierta y romper con tabús que solamente frenan el desarrollo, hasta encontrar nuevas formas de terapia a través de la música, algo tan antiguo así como la humanidad. Todo se vale. No cuesta nada soñar, porque sos vos el artista de tu vida y quién va a definir lo que sos y lo que querés. Mantenete siempre positivo, a pesar de tus miedos y hace uso hasta de los malos ratos, porque a pesar de que a veces sea jodido ser joven en Nicaragua y en el mundo en general, la juventud la tenemos solo una vez en esta vida que también es única.

Publicado en Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , | 1 comentario

Bailando entre flores

“El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos.” – Simone de Beauvoir

 

tit-quiz-portada
El día de ayer me tocó vivir experiencia que como mujer y feminista me ha afectado mucho emocionalmente y psicológicamente. Creo que la mayoría de veces tenemos que experimentarlo en carne propia para entender por qué afecta. Por lo general soy una persona muy apasionada y receptiva con las emociones humanas. Me afecta mucho el hecho de ver o vivir una injusticia y no poder hacer nada por mi impotencia.

Desde que regresé a Nicaragua he estado luchando todos los días y en todo momento que salgo de mi casa, contra el acoso callejero con el que amigas y compañeras nos topamos todo el tiempo. Algo en mí se enciende, la adrenalina corre y sin medir peligros me lanzo a defender lo que es mío. Mi derecho a salir a la calle sin que me estén acosando, mi derecho a caminar vestida como a mí me ronque la gana, mi derecho a la vida, mi derecho a ser tratada con respeto y sobre todo mi cuerpo.

misoginia28No sé si de algo ha servido. Ayer agotada y totalmente devastada me repetía en mi cabeza una y otra vez que no. Que no ha servido para nada y que no servirá para nada. Soy yo en contra de un hombre, de dos hombres, de un grupo de hombres y ayer contra un grupo de mujeres, quienes según yo, iban a ponerse de mi lado en un
momento como ese. Pero supongo que todo ha sido por mi culpa, por creer en la solidaridad de género y ser ingenua de creer que alguien se pondría de mi lado en un país en donde se defiende al acosador, agresor o violador y la víctima tiene que ver como lo supera o “aceptar el cumplido”.

Creo que al final no me ha afectado tanto el hecho de defenderme de esos acosadores, sino el de aceptar que hay gente que los defiende. De señoras que prefieren que a sus hijas, hermanas, sobrinas o nietas se las coman con las miradas, las traten como un perro callejero y les digan las cochinadas que quieran porque los pobrecitos solamente estaban saludando. Me ha dolido el hecho de sentirme sola, de saber que en la calle hay mujeres que aprueban las costumbres cavernícolas de algunos hombres y que aceptan que sus derechos de ser una humana sean pisoteados 10, 20 o las veces que ellos quieran. Si permiten esto ¿cómo nos podemos sorprender después de leer a diario noticias de niñas abusadas y violadas,  si como víctimas nos encontramos con un agresor defendido?

maxresdefaultAl llegar a casa me he desmoronado y he empezado a llorar al teléfono con un buen amigo y sus intentos de bajarme esos sentimientos de impotencia y soledad. Y muchas veces le he repetido que jamás iba a entender por qué me afectaba tanto, que él era hombre y nunca iba a tener que lidiar con esas situaciones en su vida. Bajo la ducha seguía sollozando por los sentimientos revueltos que me provocaba el hecho de que mujeres se hayan burlado de mi intento de defensa, y haberme dicho que me fuera de regreso a mi país, por porque no siendo de aquí no tenía derecho a defenderme y debía aceptar que las cosas eran así aquí en Nicaragua. Yo también soy nica.

Si ahora escribo de esto, es porque me sigue afectado y lo seguirá haciendo cada momento que me encuentre con una mujer machista, que prefiere mil veces defender a los portadores de enfermedades para la sociedad. Y a pesar que sigo muy dolida, una parte de mí me grita que no importa las veces que tenga que llorar a puertas cerradas, que siga con mi lucha. Mientras que otra parte me insiste en seguir viajando y buscando un lugar en donde pueda caminar libre.

Publicado en Temas feministas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario