Catarsis.

Este 08 de marzo me ha dolido en puta.

Hace cierto tiempo dejé de ver noticias, a mi parecer los medios de comunicación tradicionales con cobertura a nivel nacional no están haciendo mucho para contribuir al desarrollo y bienestar del país, tal parece que más bien han conspirado para ser parte de los factores que sostienen todo un sistema de injusticias duras.

Por una lado tenemos a los “canales oficialistas” a quienes yo he decidido no nombrarles así, porque otorgarles ese adjetivo sería poner en sus manos un poder que al menos sobre mí no tienen, ellos pretenden hacernos creer que vivimos en el país de las maravillas, por otro lado están aquellos como canal 10 que consideran que lo más relevante de las noticias es sacar la lista de muertos de la noche anterior, en su mayoría por accidentes de tránsito, enfocando crudamente la sangre de las víctimas y partes del cuerpo abierta por las heridas ocasionadas, sin ser capaces de brindar información científica con el fin de sensibilizar sobre educación vial, accidentes de tránsito, etc.

Y por otro lado tenemos un canal televisivo que dedica la mayor parte de su programación a hablar sobre las mil maravillas de la empresa privada y lo “buena gente” que son con la responsabilidad social empresarial, ese tipo de contenido me parece tan asqueroso como el anterior, tomando en cuenta que según el Banco Mundial (¡vaya referencia!), hasta el 2016 Nicaragua estaba entre los tres países más pobres del mundo (lo sigue estando), país en el cual la riqueza está distribuida en una mínima parte de la población, mientras la otra sufre las consecuencias de ésto, nadie habla sobre los estragos de las grandes empresas privadas en temas de medio ambiente, derechos humanos, derechos laborales, etc.

Fotografía de Eddy Melendez Lacayo. Tomada de fb. “Marcha feminista, 08/03 Managua”

Por ejemplo: ¿Por qué esta gente tiene tanta tierra para sus siembras de caña, de palma africana, maní y ajonjolí, mientras un grupo de mujeres campesinas han estado luchando por años para la compra de tierras con equidad de género para la agricultura a través de la ley 717? Ley que no ha sido aplicada por falta de fondos. ¡SOSPECHOSO! Éstas mujeres aún no han recibido respuestas, pese al apoyo, a los esfuerzos realizados, a los estudios hechos, a sus demandas, pese a ser nicaragüenses, pese a ser muchas.

Inicio hablando sobre ésto, porque al referirnos sobre la situación de las mujeres en el país, no todo se reduce a violencia física y abusos sexuales, son muchas las luchas invisibilizadas que están o deberían estar conectadas con otras y son muchos los agentes responsables de que existan este tipo de situaciones.

Mientras la noche del 08 de marzo un grupo de mujeres y hombres jóvenes nos reuníamos en el parque central de Chinandega para honrar la lucha de nuestras ancestras, de Berta Cáceres, recordar a Vilma, la mujer que recientemente quemaron en una hoguera y las otras 9 mujeres muertas víctimas de la violencia machista, tras leer sus nombres y gritar en conjunto “Ni una menos”, justo en esos momentos, tres tipos estaban violando a una adolescente en el municipio de El Viejo, chavala que ya estaba viviendo en una situación de abuso sexual. Al día siguiente me doy cuenta de las 37 niñas quemadas en Guatemala, víctimas de un Estado que las repudia y una sociedad que les dió la espalda.

Me da rabia, me indigna ver este tipo de situaciones injustas en el país, en la tierra que nos parió y nos ha dado de comer a cómo ha podido, mientras ella misma está siendo saqueada y violada, así como nos violan a nosotras.

Me indigna que funcionarias y funcionarios de la alcaldía de Chinandega se hayan prestado para la función de circo sin sentido de andar por las calles de Chinandega con mariachis y abrazando a cuanta mujer se encontraban sin pedirle permiso para tomarse la foto, me indigna que en un día de conmemoración de luchas, el comercio lo banalice sacando sus especiales descuentos en ropa femenina, maquillajes y calzado, nos siguen objetificando, nos siguen tratando de engañar con miserias, siguen poniéndonos mamparas para que no nos demos cuenta.

Me indigna que se “celebre” a la mujer con rosas, bailes folklóricos y competencia de reguetón en una tarima municipal, me indigna que los medios de comunicación sigan sacando los mismos titulares machistas y misóginos, con notas que culpabilizan a las víctimas y dejan en impunidad a los agresores de la violencia machista y al Estado por sus una y mil negligencias ante los abusos sexuales, femicidios, acoso, desigualdad de salario, pobreza, tenencia de tierras y aquí paro con un etc, porque la lista es larga.

 Me indigna porque me parece una burla cruel. Al final ¿Qué es ser mujer en este país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *