Berta Valle ¿Lideresa o carnada?

Esto de las redes sociales es un caos divertido y a veces grotesco, nunca falta quien vive con el celular en la mano para grabar cualquier momento raro de alguien y hacerlo público, peor aún, nunca falta quienes se esconden detrás de la pantalla sin revelar nunca su identidad para hacer los “lindos memes” con los que nos sacamos carcajadas o nos enojamos de vez en cuando, en las redes sociales las burlas son el pan de cada día.

En las últimas semanas he visto cosas como estas:

meme berta
“OJO” en como escribieron en este meme la palabra diputada.

meme me siento dichosa

 

Y como yo soy bien amargada, ninguno de estos me dió risa y ninguno compartí. Pero me quiero referir un poco a la última imágen, el meme de la Berta, he visto este y he visto otras publicaciones donde hay distintas opiniones, unas personas aplauden el hecho de que la Berta pase de la farándula a la política, otras aseguran  que habiendo otras mujeres con largo recorrido en la política o/y organizaciones de sociedad civil y tal vez con mayor experiencia que la Berta, esto no es más que una estrategia farandulera para tratar de dar una imagen bonita y creíble. Yo también quiero opinar.

Y para empezar a opinar, quiero decir que siempre, las mujeres en la política son víctimas de burlas y acoso con mucha mayor frecuencia que los hombres que están en este medio y el hecho de que una mujer esté en un espacio público transgrede la norma social de la mujer dedicada por completo a su casa, a la maternidad, incluso a “ser mujer” y con pasividad y distancia absoluta sobre temas económicos, sociales y políticos y como motivo de esa transgresión será castigada por la sociedad a través de chistes burlescos que muestren su “incapacidad” para el puesto, empezarán a haber murmuraciones de que para acceder a ese lugar de liderazgo hay una relación sexual clandestina de por medio o en el caso de la Berta, que está siendo utilizada como la carnada farandulera para conseguir votos. En una sociedad machista los espacios políticos, gerenciales y de liderazgos no son para mujeres y partiendo de este imaginario naturalizado es que podría ser la razón por la cual se crean más memes burlescos de Rosario Murillo, que de Daniel Ortega por ejemplo.

berta valleA mí me parece que la candidatura de la Berta Valle deja mucho para ponerse a pensar, es decir más que debatirse entre que si es una estrategia  para dar una imagen de una opción simpática o no, hay otras cosas que están de por medio.

Con respecto a lo que he escuchado y lo que he visto en las redes sociales quiero decir que a mi me parece que la Berta es una mujer lo suficientemente inteligente como para no dejarse “utilizar” como figura farandulera dentro de la política (una simple carnada para atraer votos pues), creo que lo ha demostrado con el recorrido que ha tenido a lo largo de su carrera profesional, yo la veo como una mujer joven que ejerció su liderazgo como gerente de VOS TV, de manera inteligente y auténtica, no la veo ser mangoneada de nadie ni como títere de nadie, ( al menos eso es lo que yo percibo).

Me preocupan otras cosas, como su percepción sobre la economía del país, ¡Digo! por el medio en donde se mueve nada más y nada menos que en el medio empresarial con una visión de desarrollo súper capitalista. Tengo entendido que el canal es de los Pellas y que Carlos Pellas es el hombre más rico de Centroamérica en el segundo país más pobre de Latinoamérica, esto viene siendo un ejemplo de la desigualdad económica y de políticas públicas en nuestro país ¿verdad?, cuando se prioriza a las empresas privadas y no a los sectores de la población más vulnerables. (Un ejemplo actual es la prioridad al canal interoceánico y la violación de los derechos humanos de las personas que viven en la zona canalera).

¿Tendrá la Berta esta misma visión de desarrollo?,  no sé, el hecho de que trabaje para los Pellas no la hace creyente de ese tipo de desarrollo o tal vez sí, lo que sí sé es que el medio de comunicación que ella dirigía (VOS TV) habla más de lo magnífico que son las empresas privadas para el desarrollo del país y lo espectacular de la RSE, que de los problemas sociales a los que nos enfrentamos como país y mucho menos traer en pantalla la otra cara de la moneda de las empresas privadas y que la RSE no cubre ni repara lo que daña.

En las mañanas mientras me alisto para irme a trabajar veo de vez en cuando el programa que tiene con Xiomara Blandino Todo en Positivo, a veces veo temas muy interesantes y que me gustan mucho, por ejemplo para el 8 de Marzo hablaron sobre las historias de lucha que hemos enfrentado las mujeres y sobre las luchas que se están llevando a cabo en la Costa Caribe y no sobre la terrible perversidad de “Lo maravilloso que es ser mujer” en un país como el nuestro, otro día hablaron del autismo y aprendí; pero en otras ocasiones ha abordado otro tipo de temas, de esos que desde lo personal se trasciende a lo social y pasa por lo político, desde una visión extremadamente positivista y no problematizadora y generadora de debates, ¡Digo! la cosa no está tampoco en echarse a morir, pero es necesario reconocer que solamente diciendo “Yo puedo, yo puedo”, “hay que sonreír”, “hay que ser feliz” no podremos cambiar los problemas complejos que enfrenta nuestro país, ya hay mucha mentira sobre vivir bonito en la campaña del país bonito impulsada por nuestro gobierno, como para pretender cambiar la vida, el mundo, las personas, con sonrisas felices, sacando la felicidad de donde no existe y de donde no se puede sacar.

Me agrada el hecho de que su candidatura por diputada de Managua esté en calidad de ciudadana independiente, ella lo explica en su fanpage así: “La intención de esa oferta es ceder la primera diputación a una mujer que sin pertenecer a ningún partido político represente los intereses de los Managuas de forma independiente”.

Yo creo en el liderazgo de la Berta como un liderazgo autónomo, auténtico e independiente, la veo como una mujer inteligente y con capacidades suficientes para involucrarse en la política de la manera en que ella podría o sabría hacerlo, claro está, a su manera, pensarla como una cara bonita pública para alcanzar otros intereses es pensarla como objeto y no como sujeta, es pensarla como incapaz y no como merecedora de una diputación, es pensar que ella y muchas otras mujeres no podríamos tomar decisiones coherentes en nuestro país y sobre nuestro país.

También tengo dudas, sospechas y quinientas preguntas y claro está difiero tanto de ella, como difiero de mil personas y de mil  cosas en la vida, pero la creo tan capaz como yo y como vos.

 

Chinandega

13227860_502522416617066_862130972_n

 

Chinandega,

Sos como un cuerpo rígido

Que se resiste al cambio, a lo bonito

¿Qué te pasó Chinandega?

¿Te robaron tus naranjas?

¿Te está ahogando la caña?

 

El fluir de la vida intenta abrazarte,

Pero vos huís desesperante,

Te han secado la voz,

¿Y tu canto Chinandega?

Hasta el grito de un ¡Auxilio! Desapareció.

 

chinandega 5Tu silencio forma parte de tu agonía

Tus reflejos nocturnos

Son máscaras urbanizadas

De pura galantería.

 

Saludás la noche

Mientras estrechás la mano del derroche

Saludás al día

Mientras el sol te reclama ser parte de tu vida.

 

Te partís el lomo a punta de machete y sudor en la frentechinandega1

No lográs ver el desarrollo del que habla la gente

“desarrollo” del que tus callos tienen el arte,

Y a la vez,

Del que vos no sos parte.

 

chinandega2¿Qué te hicieron Chinandega?

Mientras cerrás la garganta para callas tus penas

El alcohol se vuelve tu principal anestesia,

Una partecita de vos se desangra

E intenta decir qué es lo que le pasa.

 

 

Chinandega ciudad urbanizada

Ya pronto te volvés igual que Managua,

Al menos ella sonríe en su agonía

Cuando con amor le danza a la vida.

¿Y vos Chinandega, cuándo te vas a dejar querer?

 

Chinandega ciudad del ron y la caña

¿Qué te pasó Chinandega?

¿Te robaron tus naranjas?

 

Chinandega3

Por: Amarilis Acevedo. 

_________________________

Nota: El cronista español fray Antonio Vásquez de Espinoza, describe a Chinandega en su visita en 1613 como:

“El pueblo de Chinandega compuesto por muchos indios, abundante de maíz y de todas las frutas de la tierra, parece un pedazo de paraíso.”

 

Las cuatro y las seis.

 

 

Él no era bello
no tenía barba
y tampoco llegaba al metro ochenta,
pero él era bello.

Su sonrisa expedía ternura
tenía un humor entre negro y dulce
como mi café,
o lo odiaba, o me reía,
o lo odiaba mientras me reía.

Con él amé desde el beso en la frente
hasta la cama compartida
desde la sonrisa que no miente
hasta el cerebro en sus manos cuando escribía
él está en esa línea intermedia entre genialidad y humanidad
entre tomarse la vida en serio y reírse de ella,
reírse con ella,
con la vida.

Con él la rutina no era sinónimo de monotonía
en cinco días tomamos juntos
el mismo café de las cuatro y las seis
el de las seis se extendía a las ocho
con un beso que terminaba a las diez
y un sueño hasta el amanecer.

Con él la rutina no era monotonía
el mismo café de las cuatro y las seis
con una historia diferente
que terminaba hasta el amanecer.