Victimas al desnudo

Un amigo por WhatsApp -¿Ya vistes las fotos de la fulana desnuda?- respondí ¿De qué hablas? Al instante más de 50 fotografías se estaban cargando en la pantalla de mi móvil.

Pero vamos desde el inicio.

EL primer paso fue…

Sospeché desde el primer momento que esto de las fotografías y hasta videos de varias jóvenes desnudas o semidesnudas de puerto Corinto iba a ser algo muy serio. Todo comenzó hace un par de años cuando en Facebook se crearon varias cuentas donde se contaban chismes que en su mayoría eran enviados por los mismos habitantes del puerto para ser difundidos. La persona dueña del perfil los recibía y al mejor estilo Copiar/Pegar los colgaba en su muro acompañado de alguna fotografía de la persona o personas de las cuales se decían unas barbaridades que rozaban ya no lo obsceno si no lo siguiente.

Yo leía estas cosas y sonaban a odio puro y al mismo tiempo sentía como si la persona que los escribía era alguien muy cercano a la víctima de estos comentarios. Supe de algunas amistades que se fueron al carajo por estas cosas. Lo peor es que en Corinto casi todo mundo se conoce.

-La fulana anda cogiendo con tal tipo, el fulano es cochonero y lo vieron en el mar con el sultano, al tipo de la esquina la mujer se la pega con el del bar de enfrente, aquella es zorra, aquella es puta, el otro vende drogas y vende hielo, y bla bla bla-. Yo soy del puerto y sé que en Corinto vos no terminaste de hacer algo cuando ya todo el mundo lo sabe, lo exagera o se lo inventan, sea lo que sea que hagas. Pueblo pequeño infierno grande.puppet-1218066_1280

Todos asistíamos a diario a revisar los nuevos “cuechos” te podías reír, asustar, decir triunfante ¡lo sabía! dar “me gusta” y, si tenías valor hasta comentar. Todo divertido hasta que le tocaba a tu nombre salir en una de estas páginas y ser ofendido, humillado, acusado y el hazmerreír de turno.  Con el puerto si, ¡conmigo no hijueputas!.

Las victimas en conjunto denunciaban las páginas de Facebook y estas eran cerradas, pero al siguiente día aparecían con otros nombres y con el mismo fin: Joder a la gente.

El circo era tal que cuando se sabía que había una página nueva, todos corrían a mandar invitaciones de amistad a estos perfiles y a dar me gusta a las publicaciones (víctimas incluidas) todo para saber quién era el siguiente. Al final el mismo puerto les daba publicidad a estos individuos. Hay que ser mala persona y estar muy desocupado para hacer esto.

Las fotos y comentarios

Ya circulaban fotos de chavalas en ropa interior o semidesnudas era algo aislado, alguien mal intencionadamente las filtró pero no pasaban de ser un par de fotos y, llego el ¡BOOM! Un día las redes sociales y el  WhatsApp se llenaron de más de 50 fotografías de este tipo y el puerto de Corinto tan devoto, tan beato, tan santo, se escandalizó (nótese mi sarcasmo).person-695657_1920

Ahora ya no solo eran difundidas públicamente en estas mismas páginas de Facebook sino que también se enviaban de forma privada por WhatsApp ya eran una galería aparte en los teléfonos celulares de todo un puerto.

Si a vos se te da eso de mandar fotografía sin ropa es cosa tuya. Imagino que debes de confiar en esa persona que seguramente es tu pareja. El problema es cuando ya no tienes una relación con esta persona ¿Qué pasa con las fotos? ¿Y si las enviaste a más de una persona?

En países como Estados unidos y el Japón se aprobó una ley que penaliza con prisión y sanciones económicas a quien distribuya el llamado “porno de la venganza“, imágenes explícitas de contenido sexual de una persona con la que se ha tenido una disputa, relación o ruptura (Apunten diputados Nicaragüenses).photographer-234907_1280

Está claro que esto que pasó en Corinto y otros municipios en menor escala fue muy perjudicial para las víctimas mayoritariamente mujeres a las cuales la sociedad rápidamente marca, excluye y encasilla, si el de las fotos es un hombre los comentarios son otros. No voy a darles clase de moral (el cielo no lo permita) pero si deberíamos de tener más cuidado con lo que enviamos y, a quien se lo enviamos.

Esto es un delito contra la intimidad y privacidad de las personas ¡aprendamos! que luego vienen las consecuencias, los pleitos, los divorcios, los insultos y todo lo demás.

Por cierto que hay una película Nicaragüense que toca esta temática, se llama “La Pantalla Desnuda” yo hice un comentario radial sobre esta buena película que es muy educativa y entretenida debiéramos de repasarla y aprender todos.

 

Abixael A. Mogollón 

Managua, febrero de 2016

3 comments for “Victimas al desnudo

  1. Cristhian Juarro
    25 Febrero, 2016 at 2:31 am

    Buena mi estimado!

  2. 25 Febrero, 2016 at 9:34 pm

    El cyber acoso es peligroso por eso hay que tener sumo cuidado con lo que hacemos en la red

    • A33
      16 Marzo, 2016 at 10:56 pm

      Mucha razon tienes, este caso se repitió en otros municipios del pacífico de Nicaragua. Por desgracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *