Star Wars en Managua

1-JJKathy-NO-LOGO

La saga más famosa de todos los tiempos, la que agarró a medio mundo en 1976 en pantalones cortos y a otros no natos, tiene un nuevo capítulo: El despertar de la fuerza.

Llámalo Marketing, globalización o como quieras, pero en Managua también  hubo preventa de los boletos para ser de los primeros en ver la película. Cuando yo los compré solo habían dos butacas reservadas lo cual me dejó medio confundido. Ya sabemos cómo somos los Nicaragüenses casi todo a última hora.

La cita era a las 12:06 de la medianoche del 17 de Diciembre. Sólo llegar al lugar y encontrarme a un Darth Vader algo gordo y cuarentón, fue darme cuenta que en Managua habían fanáticos o Frikis como les llama un amigo, máscaras de soldados imperiales, camisetas de las películas y lo que más nostalgia me dio fue ver alguna que otra espada láser que me hizo recordar el niño que fui, cuando  jugaba con una lámpara de dos baterías en medio de la oscuridad a ser Obi-Wan Kenobi.

Se abrieron las puertas de las salas y, de comprar palomitas y esas cosas ni te digo porque parece que el Nicaragüense prefiere llegar tarde a la película pero con una bandeja de bocadillos, que llegar temprano para acomodarse pero con las manos vacías (yo soy de estos últimos, me basta una botella de agua).

Emocionante

Emocionante

La fila de las palomitas de maíz parecía la fila de los boletos. Poco a poco las personas fueron entrando con sus lentes 3D, conversando sobre lo que podía pasar en la película, los selfies, las risas, de nuevo el Darth Vader cuarentón con unos nachos, un hot dog, una palomita agrandada y una Coca-Cola Zero me causó risa.

El primer momento de asombro fue cuando apareció el imperdible logo de la película, todos corrieron a ponerse sus lentes, yo los tuve puestos 10 minutos antes por si acaso. Grititos de emoción, aplausos, silbidos, sentí que era Mick

El divertido BB8

El divertido BB8

Jagger el que entraba en la sala por que los aplausos y gritos seguían hasta que “alguien” los mandó a callar y enseguida los “shh” se multiplicaron y la muchacha de al lado dijo con voz bajita –¡uy amargados!-. Comenzó la película.

Dos leyendas de la saga

Dos leyendas de la saga

A falta de R2D2 ese droide que nos acompañó durante tanto tiempo, fue inevitable crear una especie de lazo emocional con BB8.

Nave Imperial Tie Fighter

Nave Imperial Tie Fighter

Hubo varios momentos que hicieron aplaudir a la sala, la aparición de Han Solo y el mítico gruñido de Chewbacca, un apagado R2D2 y un viejo conocido el Halcón Milenario. Llámenme loco pero yo me emocioné un poquito más con la aparición de una nave Imperial Tie Fighter.

No les voy a resumir la película o a criticarla, eso ya se lo dejamos a Juan Carlos Ampié.

La película termina y el silencio es cortado por algunos comentarios, no recuerdo si hubo aplausos lo más seguro es que no porque la gente salió a toda prisa a la puerta de salida, unos decían que les había gustado mucho, otros seguían llorando de la emoción por algunos giros inesperados, y algunos nos quedamos sentados en la sala de cine pensando en la velocidad de la luz y leyendo los créditos sabiendo que la próxima película de Star Wars Episodio VIII está previsto para ser estrenado el 26 de mayo de 2017.

Abixael Mogollón G.

Managua, Diciembre de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *