Enredadas: Tecnología, Mujeres creadoras y Espacios de reflexión

Por Gabriela Montiel/Simone

@LaSimone Plus (FB)

@Simonemontiel (TW)

Primeras tres fotos/Cortesia Enredadas

Fotos y videos del concierto/Simone

Nos fuimos hace unos días a hablar con el equipo fundador y coordinador de la iniciativa Enredadas: Tecnología para la igualdad, una propuesta que ya lleva tres años generando actividades y procesos de reflexión. Nos sentamos con Gema Manzanares y María Martha Escobar, ambas comunicadoras Feministas, quienes compartieron con Políticamente Incorrecto su lectura sobre el LadyFest y sus proyectos para este 2016.

El LadyFest

13162562_10154244645291812_496783415_n

El LadyFest Managua 2016, fue el primer LadyFest realizado en la región. Se inspiró de la intención originaria que ha tenido a nivel mundial, es decir a generar espacios de proyección, visibilización y creación de mujeres que se expresan y trabajan a través del arte. Además se propone involucrar a mujeres artistas de distintas localidades.

En el caso del LadyFest Managua 2016, se habló de mujeres creadoras, precisamente porque no todas las participantes se autodenominaban artistas. La propuesta del LadyFest a dónde va siempre asume una propia identidad, bien anclada en el contexto  en el cual ocurre, esto lo comenta Gema Manzanares quién agrega: “En Nicaragua no fue solamente un concierto, sino que lo pensamos como un evento integral,  junto a espacios de reflexión y de creación”.

Todo la jornada de lo que fueron tres días finalizó con un concierto, que es como la marca común de todos los LadyFest, pero en Nicaragua las compañeras querían que fuera algo más integral “queríamos que tuviera contenido, resaltando que era un evento feminista, reconociendo que no todas las participantes eran feministas, pero no queríamos que fuera un espacio exclusivo”, agregaron.

Fueron tres días de actividades, para visibilizar lo que están haciendo las mujeres artistas. María Martha Escobar nos compartía sobre el proceso de planificación y producción: “Implicó mucho esfuerzo, y trabajo, con el apoyo de otras instituciones. Ocupamos dos meses de planificación, fue la primera vez que como Enredadas producíamos un evento de este tipo”. Principalmente nos comentaban que el gran reto de gestión estuvo vinculado a que coordinaron la jornada con 20 artistas, y un público diferente para cada una de las actividades: un conversatorio, cuatro talleres de creación y un concierto.

María Martha compartía: “Los mayores retos fueron tiempo y dinero. Tiempo récord, y el financiamiento que teníamos seguro era menos de la mitad del presupuesto total para el evento. Las negociaciones fueron parte de todo el proceso de producción, un proceso en el que se negocia cada detalle”, esta experiencia de producción de este tipo de eventos les dejó un sinnúmero de aprendizajes.

Una de las alianzas centrales fue con el Centro Cultural de España en Nicaragua, quienes en principio aprobaron el proyecto del LadyFest en su convocatoria anual de proyectos culturales, y con quiénes también lograron establecer una relación que nos permitió gestionar los espacios, y parte de la logística de toda la producción del Festival. “Esto nos aportó bastante porque el CCEN es un espacio que presta las condiciones para tener diversos tipos de actividades, además que también contamos con la facilidad de usar equipos del centro para el registro de las actividades”.

El Conversatorio

13101478_10154244631766812_1158715326_n

El propósito del conversatorio giró en torno a los retos y desafíos que experimentan las artistas en el contexto local. Uno de los temas que emergió como central, fue la autogestión, precisamente por la complejidad de las situaciones económicas, en que las mujeres creadoras y artistas desarrollan su trabajo. Preguntarse en qué contextos están creando, con qué recursos; y también el reflexionar sobre la presencia e influencia del feminismo en sus trabajos, fueron las líneas de reflexión que se generaron en este primer espacio de la jornada del LadyFest.

Hablar de la relación o el diálogo que las mujeres creadoras establecen con el feminismo como propuesta de pensamiento y lectura de la realidad, fue parte del último momento del conversatorio. La mayoría compartió que su forma de dialogar con el feminismo es bastante espontánea, además que en varias de las intervenciones se decía que el feminismo era su estilo de vida, por ende era complejo separar las esferas.

Un hallazgo fue el asunto de las situaciones laborales-económicas, las condiciones para la creación son bastante complejas y endebles, en muchos casos son los trabajos formales los que permiten tener fondos para sostener los procesos creativos y existe ahí necesidad de profundizar en mecanismos y herramientas para potenciar estas habilidades de sostenibilidad económica para las artistas y mujeres creadoras. Es decir, a nivel individual puede que se logre resolver y lograr estabilidad, pero será necesario pensarlo a nivel colectivo, además de las dificultades sociales que muchas compañeras pueden experimentar: “como mujeres las posibilidades son bien limitadas porque interviene la familia, los hijos, los múltiples roles que se les asignan a las mujeres como sociedad. Que exista una mujer artista es un esfuerzo, porque además siempre están como pulpos, haciendo un montón de esfuerzos”, comentaba María Martha.

Si bien creen que les hubiera gustado que se generara más intercambio directo entre las 20 participantes de la jornada del LadyFest, reconocen que se lograron encontrar mujeres que usualmente no se encuentran, mujeres que comparten mucho en común y que al mismo tiempo vienen de experiencias diversas. La propuesta consistía en generar plataformas de intercambio, alianzas y redes entre las mujeres artistas, “porque esos lazos de solidaridad son los que posibilitan la fuerza de cada una. Esa es la idea de cada una de las iniciativas que emprendemos, que las mujeres se conozcan, se conecten y se vinculen en términos laborales, políticos y creativos”, agregaron.

Los talleres de creación

13140983_10154244631461812_1338080190_n

Las compañeras nos comentan que si bien no llegaron todas las inscritas a los talleres, los grupos lograron establecer dinámicas de trabajo que les permitieron profundizar en las ideas y procesos creativos de cada una de las personas involucradas. En el caso del taller de teatro, las participantes pudieron desarrollar más de un ejercicio teatral, porque la metodología y el tiempo les permitieron atender más a fondo las ideas de las participantes.

En el taller de Literatura, se convocaron las mujeres más adultas, que lograron construir un espacio para la creación mediante la palabra. En el caso del taller de Expresión Gráfica, se trabajaron procesos creativos de fanzines y flyposting. Nos comentaban que una de las alianzas que se gestionaron fue con la iniciativa Las Queremos Vivas, y se acordó que los productos desarrollados estuvieran pensados para dialogar con el Derecho a decidir. Contaron que el proceso de este taller en concreto, tendrá una continuidad en los espacios públicos: “Este grupo se va a volver a encontrar, vamos a pegar flyposting en la calle, y también se produjeron fanzines, que tratan sobre el tema del Acoso sexual callejero”.

En el taller de Tecnología, nos comentaba Gema, que se identificó la necesidad de conocer más del ámbito por objetivos empresariales, para obtener un mejor bienestar y poder desarrollar emprendimientos. Esto sobre todo por las posibilidades que las tecnologías brindan a cualquier emprendedora “ven que en el medio digital pueden construirse posibilidades para optimizar lo que ya están haciendo, o capitalizarlo de cierta forma”. Las compañeras consideran que está necesidad por ser real es importante, y como Enredadas el foco está en promover buenas prácticas de Cultura Digital y trabajar temas de Ciberfeminismo y Seguridad, los cuáles según su opinión son centrales.

Los distintos públicos

Distintos grupos de personas se llegaron a cada una de las actividades que las compas de Enredadas organizaron para este primer LadyFest, y a partir de los espacios y las reflexiones, Gema y María Martha nos comparten varias impresiones: “Identificamos una necesidad de saber más de Feminismo. Y una curiosidad por ver cómo está el movimiento feminista. Muchas jóvenes interesadas en la lúdica, en expresarse creativamente, y quieren saber cómo hacer activismo a través del arte”. Las ganas de crear están latentes, lo que las mujeres necesitan son espacios de encuentro dónde puedan darle forma a sus ideas.

El concierto

1

Esa noche del concierto se superaron las expectativas en cuanto a convocatoria, porque llegaron alrededor de 200 personas. Las artistas invitadas: Gaby Baca quién desde hace años ha estado colaborando con el movimiento feminista, Mafe y Majo una propuesta que se ha ido abriendo camino y se han ido perfilando en el medio, Nativa, una rapera feminista de Costa Rica y el grupo de música indie Ruta Arcade.

Uno de los grandes retos en la producción del concierto, sobre todo por el concepto de ser un concierto de proyectos artísticos de bandas de mujeres,  fue encontrar los proyectos artísticos de mujeres, y es que comentaban Gema y María Martha que en la escena musical nicaragüense no existen muchas bandas de mujeres, cómo en el caso de Guatemala por ejemplo.

2

Y compartían un deseo como equipo: “Quisiéramos ver una escena llena de proyectos, aunque sea amateurs, llevados por mujeres que se junten para hacer música”. El concierto fue pensado como una propuesta diversa, dónde hubo hip hop, pop, rock alternativo e indie. El concierto inició con Ruta Arcade, banda que tiene por vocalista a Mariángeles de 17 años, activaron la terraza del CCEN esa noche. Se disfrutaron las líricas de Nativa, la música de Mafe y Majo. Y se bailó con las canciones de Gaby Baca y su proyecto colectivo Los Chocoyitos libres.

7

El concierto del LadyFest también fue la plataforma de lanzamiento para la cuarta temporada del proyecto Emerge, que tiene entre sus líneas de intención este año, visibilizar el trabajo de mujeres que estén desarrollando proyectos musicales. También fue un espacio para que las artesanas llegaran a presentar sus productos, las compañeras contaban que al parecer en otros espacios a las artesanas les cobran una comisión por darles un espacio para vender sus trabajos. En el caso de la organización del LadyFest, la idea era promover a las artesanas y lo que se propuso de entrada fue un espacio para ellas sin cobro, más bien un espacio de alianzas.

9

Performance Ruta Arcade/LadyFestMga2016

Performance Mafe y Majo/LadyFestMga2016

Performance de Nativa/LadyFestMga2016

Performance de Gaby Baca/LadyFestMga2016

¿Qué trae Enredadas para este año?

LadyFest fue la primera actividad y la más grande que Enredadas tenía preparada para este 2016, las compañeras compartieron que para este año vienen actividades mensuales: “Además que nos queremos enfocar en fortalecer nuestras alianzas. Para este año vienen dos Editatonas, el FEMHACK, dos conversatorios. También queremos gestionar apoyo de contenido, recursos bibliográficos, herramientas, intercambio de experiencias”. Uno de los dos conversatorios tuvo lugar el martes 26 de abril en la UCA.

Gema y María Martha cuentan que si bien todo el 2015 fue el momento de construir alianzas virtuales, porque están participando en varios espacios virtuales; este año como equipo coordinador buscan concretar más las distintas alianzas y poder llevar estas reflexiones a un público más amplio. Bien por las compañeras de Enredadas. Desde Políticamente Incorrecto les estaremos dando seguimiento a las actividades que esta iniciativa nos trae para este 2016.