Crónica de una noche de concierto

Por Simone

@Simonemontiel (TW)

@LaSimone Plus (FB)

marla_singer_5001_511x224

Y ahí estaba yo, después de haber compartido por primera vez con una persona de mi lista de contactos en FB; entrando al Maura & Simón lista para disfrutar del concierto de Clara Grun y Digan Wisky, que es parte de la gira del proyecto Emerge. Se trata de un proyecto que promueve a bandas emergentes y en los conciertos quienes abren el toque son artistas que ya cuentan con una trayectoria, en este caso Clara Grun.

Esperaba encontrarme con una compa que hace rato tenía ganas de saludar en persona, ya saben esos planes de encontrarse con la gente vía FB que cuesta que se concreticen. Mientras la esperaba, me fui encontrando con conocidxs, hablando un poco. Entré al lugar dónde se desarrollaría el concierto, que es al fondo del Maura; y saludé a unas compas, me quedé un rato con ellas, con la Martha y la Itzel. Luego saludé a la Iso y al Edwing, y se fue agrupando la gente para el toque.

El toque

Mientras platicaba con la María Ileana, una maje bien tuani; empezó el concierto. Nos movimos hacia adelante, pegaditas a la tarima y empezamos a disfrutar la música de Clara Grun. Hace más de 10 años cuando dormía en un cuarto 4×4 y mi presupuesto para la cena eran 10 pesos, conocí la música de Clara Grun. Así que fue como un asunto tuani ir a escucharla el jueves pasado.

Es una artista con demasiado talento, con el teclado, su voz, sus diferentes tonalidades, las letras de sus canciones, su feeling en el escenario, su presencia. Disfruté cada una de sus rolas en el concierto “Hilo conductor” “Mr. Cínico” “Nota Suicida” “Plegaria” “Pochote”, no fueron en ese orden, pero así tengo archivados los videos que hice del concierto en mi compu. Con la que cerraron fue Hilo conductor, para la que Clara invitó a Gaby Baca.

Al cerrar su participación, Clara le dio la bienvenida a la banda Digan Wisky, la cual tiene un buen grupo de chavalxs que corean sus canciones y como la María Ileana, disfrutan el feeling de su música. Clara los presentó diciendo que era una banda muy buena, con letras de buen contenido y se bajó del escenario recibiendo muchos aplausos.

Los Digan wisky

Es una banda de chavalos, de diferentes edades, con un feeling como diría mi partner de concierto, “rocanrolesco”, y así con letras de filtreo, vibra de pasarla bien y ritmo disfrutable. Al subir, una de las primeras cosas que dijeron fue: “Gracias a todas las personas que hicieron posible este concierto….y a Clara Grun…que además está muy guapa. A ver, ¿Dijo algo la Clara de si ellos estaban ricos o guapos? Noooo. Pero esa necesidad balurde de poner el acento sobre el cuerpo/belleza de la mujer en cualquier espacio, es en el menor de los casos una pendejada que deberíamos dejar de hacer.

Compas de la escena musical y del arte en general, cuando compartan escenario con compañeras que al igual que ustedes se están haciendo trayectoria en el campo, o que, como en este caso, llevan más años en este camino que ustedes; refiéranse a ellas por sus talentos y capacidades no por su físico. Ahórrense la tarea de reforzar el sexismo, que no le ayuda a nadie.

Yo bailé con mis partner, la María Ileana y la Iso la música de los Digan Wisky, pero esa entrada no podía quedarse fuera de mi crónica. Ya luego en el carro, lo comentamos la Iso y el Edwing, que balurdada maje- decíamos. Y mientras estxs dos me daban ride y se convertían en mis cómplices de madrugada; sabía que esa noche de concierto la había disfrutado mucho.

Y a como dice la Sandra, es sabio en esta vida presupuestarse mínimo un concierto al mes, que la música en general, y la música en vivo en particular, ayuda y alimenta el alma y el cuerpo. Hasta la próxima.