Estando sin estar

Me ha pasado mucho, intento que ya no más.

Los últimos tiempos he reflexionado mucho sobre la calidad de lo que hacemos, convencida de que la buena intención no basta para transformar la realidad que no me gusta, aquella con las que no estoy cómoda. Y como dicen que nací con el gen del cuestionamiento pues debo hacer honor a semejante afirmación. Cuestionándome a mí misma.

Y es que transformar pasa por la concentración. Muchas y muchos de nosotros diseñamos procesos educativos interesantes que dejan de serlo porque no leemos lo suficiente para agregar contenido o peso político a los debates. Porque estamos sin estar. Participamos y hablamos desde la anécdota que recordamos y no desde los enlaces teóricos que contribuyen significativamente a entender la realidad.

Pero lo más triste es que a veces, estamos sin estar porque nuestro cuerpo aunque presente nuestra mente ausente, en muchos casos porque no vivimos ese presente necesario, es decir la-adiccion-a-las-redes-sociales1estamos en una reunión y pensamos en como resolveremos otros asuntos pendientes, la mente se diluye en una y otra cosa y si hay algo que se sacrifica es la concentración y por consiguiente la calidad de tu presencia. Bromeando en serio le decía a una amiga: si estas en la ofi, pasas recordando a tus hijos, si estas con tus hijos lo pendiente de la ofi y si estas con tu amante a los hijos y a la ofi ¿tonce?

Ahora bien, tampoco puedo negar que la tecnología es buena y ha creado oportunidad para aprender, sin embargo algunas no podemos negar que no tenemos control de ello y usamos facebook en plena sesión, reunión o incluso desde el celular en pleno taller.

13244669_1629135907407293_4795144754991945394_n

Chile, desfile escolar 21 de mayo 2015.

Así entonces, sumado a la poca práctica de concentración, el ruido que impera en nuestras ciudades, la poca lectura, el descontrol de las redes sociales, la falta de planificación personal hacen que reduzcamos nuestra concentración y desenfoquemos nuestras metas-cualesquiera que sean.

Mi reflexión esta cerca de decir que es tuani concentrarse y darnos la oportunidad de producir ideas, conocimiento nuevo. A mi me gusta concentrarme, me vuelve más creativa, más relajada, menos “llamarada de tusa”.

Ojala que si nos desconcentremos sea solo bajo el efecto de la alegría, el placer y el gozo.

http://https://www.youtube.com/watch?v=UKftOH54iNU

Acerca de María José Díaz Reyes

Nací rebelde. Vivo en proceso de (de) construcción. Nací cerca del mar pero lejos de la luz. La poesía es el reencuentro entre todas mis yo. Las Yo negadas, las ocultas y las yo que se construyen. Feminista y Trabajadora Social.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *