Hay Machos y Hombres

 

imagesEl macho toca la tierra

y entierra sus dedos,

los lleva al rostro húmedo

y junto a su sudor se funda en el reconocimiento de que él es parte de la naturaleza,

de la tierra, de esa fuerza llamada vida.

 

El hombre se viste, se encorva, se enorgullece de lo hecho.

Funda sus manos a ratos con el timón, a ratos con el martillo, a ratos con la bala y a ratos con el smartphone.

 

El macho ríe, ríe a carcajadas.

Se ríe de todo lo que le sobra, de todo lo que necesita,110303160938_15humanplanet

el macho ríe a carcajadas de todos sus complejos.

El macho cuida, sabe cuidar, cuida el polvo que ya caminó, la tierra de la que ya comió, el árbol y hasta el bosque.

El macho ríe, cuida y agradece.

 

El hombre se ríe, disimula su risa, se esconde,

le da pena exponer sus complejos,

envenena la tierra, la penetra, roba árboles, tala el bosque.

entre-lobos

El macho camina,

el macho honra.

Se baña en la lluvia, busca a sus pares, los otros animales.

 

 

El hombre taladra la capa de ozono, dicta leyes para embotellar el agua

“encirca” a los animales para que no se le parezcan.

El hombre posee, controla, viola

y mata al macho que una vez fue.

 

110303160828_06humanplanet

El macho sobrevive y anda muerto de la risa entre todos los hombres.

 

Acerca de María José Díaz Reyes

Nací rebelde. Vivo en proceso de (de) construcción. Nací cerca del mar pero lejos de la luz. La poesía es el reencuentro entre todas mis yo. Las Yo negadas, las ocultas y las yo que se construyen.
Feminista y Trabajadora Social.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *