Guía fácil y rápida para el periodista amarillista

 

Después de toneladas y toneladas de gigabytes de comentarios, después de que varios noticieros abrieran con la fantástica “noticia” del canal 10, después de programas de radio, de artículos de opinión y de mi multimedia también, después de la pronunciación de las principales voces del país, después de las fotos guapas que levantaron más ampollas (el rojo le sienta bien a la chavala) después del cachimbo de “hijueputazos” en las redes sociales, y que la Cinemateca está valorando el rodar un documental. Después de todo eso, se supone que viene la aparente calma con lo de #LadyPeriodista pero ¡NO!

Como buen ciudadano periodista que también soy quiero seguir dándole duro al tema, aunque yo sé que los puedo asfixiar, mucho más que la 110 en plena 5:00 de la tarde.

Estuve pensando que somos  un motón de irracionales, desconsiderados, mal educados, sin tacto humano ¿cómo nos vamos a atrever a criticar a los periodistas de sucesos? ¿si ellos solo buscan la verdad, su periodismo es lo que nos mantiene informados no? Por eso y desde esta santa casa quiero compartirles un guía rápida y sencilla para que ellos (los periodistas amarillistas) puedan realizar sus peligrosas coberturas periodísticas de una mejor manera, esta guía te la podés descargar en el móvil, para que la escuches todo el día en bucle sin fin hasta que te sangren los oídos y digás ¡Basta! ¡Ya me sé la lección!

Fue difícil escribir esta guía, tuve que buscar ayuda de periodistas veteranos entre los que se cuentan, José Abrahán Sánchez,  Herry Gómez… Salmerón.. (Así dice su nombre en televisión con esa pausa)  y no podía faltar el insigne maestro de periositas Calulo. Fue difícil sintetizar todo su conocimiento en tan solo 3 minutitos pero aquí les dejo nuestra “Guía rápida y fácil para el periodista amarillista” sirva nuestro aporte para gloria y admiración del periodismo que hacemos en Nicaragua ¡Dale Play YA, ya, ya!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *